Quantcast

Fiscalía de Barcelona pide de cárcel para un votante de Vox por agredir a apoderados de ERC y CUP

La Fiscalía de Barcelona ha reclamado condenar a 10 meses de prisión a un votante de Vox que durante las elecciones municipales y europeas de mayo de 2019 agredió a dos apoderados de ERC y CUP en un colegio electoral de Barcelona.

En el escrito de acusación, el fiscal relata que el acusado entró a la sede electoral sobre las 19 horas y, al ver la credencial que llevaba el apoderado de la CUP, le gritó: ‘Tú no vas a meter ningún voto en mi sobre, yo soy de Vox’, ‘Hijo de puta’, ‘Estos lo que quieren es romper España’, ‘Rojo de mierda’.

El fiscal considera que lo hizo «guiado por el propósito de ridiculizarlo poniendo en entredicho su papel como apoderado de un partido político al que vincula una tendencia ideológica propia de colectivos de extrema izquierda independentista, que desprecia».

Al pasar junto al apoderado de ERC, que según el fiscal equipara ideológicamente a la CUP, le señaló con el dedo y le dijo «puto independentista, os estáis cargando el país».

Después de votar, se giró hacia el apoderado de la CUP y le gritó ‘maricon de mierda’ intentando abalanzarse sobre él, lo que impidieron otros apoderados.

Sin embargo, sí que alcanzó al apoderado de ERC, a quien «le propinó un puñetazo en la cara, sufriendo eritemas en pabellón auricular y en hemicara izquierda».

MULTA DE 5.400 EUROS

El fiscal afirma que el acusado pretendía exponer a los representantes de ERC y CUP «a la burla del resto de apoderados y demás miembros de la mesa electoral despreciando su ideología, consciente de que con ello hería su amor propio a la vez que perturbaba el pacifico desarrollo del ejercicio del derecho al voto de los demás».

El hombre fue a votar con una camiseta con la inscripción ‘AHTR’, que evoca la frase ‘Adolf Hitler tenía razón’, y en sus redes sociales muestra «un tatuaje que dibuja la figura de un skinhead crucificado y ropa que incorpora figuras y lemas que evocan personajes y colectivos vinculados a ideologías de extrema derecha, como HSM Hogar Social Madrid».

Por estos hechos, el fiscal pide condenarle por un delito contra la integridad moral, por lesiones y por delito electoral, e imponerle una multa de 5.400 euros.