Quantcast

Las exportaciones de vino español cayeron un 3,6% en 2020

Las exportaciones de vino español cayeron un 3,6% en valor en 2020, hasta alcanzar los 2.616,1 millones de euros, mientras que en volumen se redujeron un 6%, hasta los 2.012 millones de litros, impactadas por el efecto del coronavirus, el Brexit o los aranceles impuestos por la Administración de Estados Unidos, según los datos ofrecidos por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv).

En concreto, en 2020 España ha dejado de exportar un total de 126,8 millones de litros y de facturar 96,7 millones de euros, respecto a los datos registrados en 2019.

De esta forma, los vinos envasados, que incluye los licores, aguja, espumosos, tranquilos y ‘bag-in-box’ y que suponen el 82,6% de la facturación total, registraron una caída del 3,6%, siendo los espumosos los más afectados, ya que sus ventas se desplomaron en abril y mayo, recuperándose en volumen de junio a octubre para volver a caer en Navidad con caídas de hasta el 17% en diciembre, mientras que los graneles también cayeron en valor un 3,2% y un 10% en volumen.

Por tipos de vino, crecieron tanto en volumen como en valor en 2020 los de ‘bag-in-box’, que se elevaron un 23% en valor y 41% en volumen, lo que le sitúa como el producto que mejor ha evolucionado tras la irrupción de la pandemia, seguido por los vinos con indicación de variedad envasados (+9% tanto en valor como en volumen) y los vinos con IGP a granel (+0,7% en valor y +2,6% en volumen). También incrementaron sus ventas los vinos sin ninguna indicación envasados en volumen (+3,6%) y los vinos con indicación de variedad a granel en valor (+7%).

Respecto al saldo comercial, éste es positivo para el vino nacional, ya que en 2020 las importaciones españolas de vino fueron de 165,7 millones de euros, lo que permite tener un saldo comercial favorable de 2.450,4 millones de euros, que suponen una gran contribución al balance comercial español.

Por mercados internacionales, el sector destaca que el vino español perdió más de la mitad de lo que se facturó a Rusia y casi un tercio de lo vendido a China, mientras que en 2020 se incrementaron extraordinariamente las ventas a Reino Unido, Holanda, Noruega e Irlanda y en otros mercados.

El observatorio ha precisado que un buen final de año, con datos positivos en noviembre y diciembre, han permitido suavizar la caída al cierre de un 2020, que ha estado marcado por el coronavirus y por otros factores que han afectado al comercio mundial como el Brexit, la nueva Ley del Vino de Rusia que entró en vigor en junio de 2020, o los aranceles aprobados por la Administración Trump, sobre algunos vinos envasados.