Quantcast

¡No los metas! Alimentos que perderán sabor y nutrientes en el frigorífico

Cuántas veces habremos discutido con alguien por ver dónde va cada alimento, pues hoy vamos a ver los alimentos que perderán sabor y nutrientes en el frigorífico. Cada casa es un mundo, eso no es nada nuevo, y en cada una de ellas hay normas diferentes, escritas o no, sobre dónde se almacena cada alimento. Los yogures en la balda más alta del frigorífico, la verdura en el cajón de abajo o el de la izquierda, en fin, así podríamos estar varias horas. Lo que sí es cierto es que a veces creemos que cierto alimento se debe guardar en la nevera y no es así, ya que puede perder las famosas “condiciones organolépticas” de las que tanto hemos oído hablar.

El frío del frigorífico no le conviene a todos los alimentos, aunque pueda sorprender a muchos. Es cierto que este electrodoméstico se ideó para poder alargar la vida de los alimentos y mantenerlos en perfecto estado, pero no todos los alimentos necesitan el frío para su conservación, de hecho, algunos alimentos pueden perder su sabor y sus nutrientes en la nevera.

Veamos cuáles son esos alimentos que no deben ir al frigorífico:

Las patatas pierden sus nutrientes en la nevera

Las patatas son uno de los alimentos que pierden sus nutrientes en la nevera

El primero de los alimentos de la lista es uno que suele ser lo normal que no conservemos en el frigorífico, las patatas. Como todos sabemos, la patata contiene almidón, una sustancia que por debajo de los 7 grados centígrados se transforma en azúcar, por lo que hará que la patata sepa mucho más dulce y también hará que pierda su color además de otorgarle una textura arenosa nada agradable.

Lo más indicado es almacenar las patatas en un lugar fresco y alejadas de la luz, y si se guardan dentro de una bolsa de papel o una bolsa de plástico que permita la circulación de aire, mucho mejor. Si las almacenamos correctamente, las patatas podrán durar entre dos y tres meses.