Quantcast
domingo, 28 febrero 2021 12:17

Adiós a Clément Lenglet; hola al relevo que quiere el Barça

Dentro del FC Barcelona los malos resultados no dejan de producirse y muchos ya comienzan a señalar a los jugadores, Clément Lenglet es uno de los que más sobresale en ese aspecto y se lleva varios palos; pero es que el rendimiento general del equipo está rayando en un nivel paupérrimo. Sin estilo de juego ya identificable como en antaño, sin un entrenador que otorgue soluciones desde la banda y con varios jugadores muy por debajo del nivel que tienen que tener para estar en el Barça, pues realmente las esperanzas de levantar algún título esta temporada casi ya no existen. El punto de los futbolistas es el que más llama la atención y la defensa es una de las posiciones que más está sufriendo en la actualidad; tanto por las bajas como por el pobre rendimiento de la gran mayoría de ellos.

Pese a algunos errores de bulto, uno de los pocos que ha mostrado un accionar aceptable es Ronald Araújo; el resto de centrales ha exhibido un juego tan decadente que Koeman ya parece no saber a quien poner para disminuir la sangría. Mingueza no parece estar listo, Umtiti ya no está ni se le espera y Piqué acaba de volver de una lesión de larga duración; a pesar de eso, el catalán fue la elección del técnico neerlandés para enfrentar al PSG, lo que demuestra que prefiere confiar en uno que recién sale de la enfermería antes que en otros que tienen un nivel muy bajo. En ese lote sorprende que esté un Lenglet que con mucho sacrificio y entrega logró ganarse un puesto de titular cuando llegó para ser un suplente de garantías en el 2018; pero ahora se ha desdibujado tanto que ni en la banca sirve.

Lenglet se relajó hasta bajar su nivel

El francés fue uno de los titulares en la humillante derrota contra el PSG, pero justo allí dejó más que claro en el punto en que está su nivel actual: por los suelos. Sin fuerzas, sin temple para detener a nadie y falto de ese toque de velocidad que se necesita para adelantarse al rival, Lenglet deslució en su presentación. Solo la imagen de Piqué jalándole la camiseta a Mbappé y lo mal que entró Umtiti por el catalán fueron los que escondieron la mala actuación en defensa del “15” blaugrana. Sin embargo, esos partidos terribles y su bajo nivel no son de esta campaña; todo eso viene acumulándose desde hace unas dos campañas atrás y justo en está han terminado de explotar en este estado tan deplorable en el que está. Sus actuaciones han sido para el olvido y cada vez más apunta al banquillo.

Nadie duda que cuando Piqué este más a tono, pese que tampoco está en un buen momento, y cuando se recupere de su lesión Araújo, esta será la pareja de centrales; lo que relegaría a Lenglet a un ostracismo como el que vive Umtiti. Lo peor es que la situación se complicará aún más para él cuando llegue Eric García la próxima temporada; porque el canterano pese a llegar gratis, será titular al demostrar un buen accionar en el Manchester City. Ante esa situación la prensa ya habla de que el francés saldrá, el problema es que no parece tener ofertas y mucho menos por los 35 millones de euros que en su día pagó el Barça para sacarlo del Sevilla. No obstante, se espera que su juventud (25 años) y el hecho de que ya demostró que tiene calidad puedan hacer que algún club se interese en él.

En la Bundesliga está su remplazo

Si bien todo apunta a que será difícil encontrarle una salida a Lenglet, lo cierto es que el Barcelona no parece que se quedará quieto a la hora de buscarle un sustituto; algo que parece ya encontró en la figura de Evan N’Dicka, que milita en la Bundesliga con el Eintracht Frankfurt. Aunque la deuda tan grande que pesa sobre el club podría impedirle hacer una buena oferta por el joven central francés, si llega a producirse alguna salida que le permita acumular un poco de dinero y el hecho de que tenga un precio de salida de unos 20 millones de euros, pues serían suficientes para lanzarse por él. Sin embargo, el conjunto azulgrana deberá tratar de convencerlo con algo más; porque equipo más potentes en lo deportivo y lo económico, como el Bayern Múnich, Arsenal y Liverpool ya habrían preguntado por el, según comenta la prensa.

Las cualidades de Evan N’Dicka, que tiene gran juego aéreo por su altura (1,92 m), fuerza para ir al cuerpo y velocidad; lo han convertido en uno de los mejores defensores en la Bundesliga. De hecho, su condición de zurdo y sus características lo hacen que también pueda ser lateral izquierdo, por lo que podría suplantar a Jordi Alba que no tiene un remplazo de garantía. Con 21 años, el francés aceptaría un rol secundario, en el que estaría dispuesto a crecer y darlo todo para ganarse una titularidad que podría obtener viendo lo joven y nueva que sería la defensa blaugrana. Los cambios se avecinan en un Barcelona que pese a la crisis económica debe reforzarse si quiere tener un futuro; mientras, Lenglet ya sabe que no cuenta en ese futuro y deberá buscarse otro equipo que lo ayude a ser un gran defensor una vez más.