Quantcast

Sálvame: humillaciones a los colaboradores que rozan la ilegalidad

La producción de Sálvame a veces le guarda unas sorpresas envenenadas a sus colaboradores. Algunas bromas sobrepasan ciertas líneas y rozan la humillación en el programa de Jorge Javier Vázquez. Los colaboradores aguantan carros y carretas y no pueden quejarse en demasía por miedo a perder su silla.

Además, las bromas pesadas siempre suelen estar dedicadas a las mismas personas porque otros colaboradores no las aguantarían y dejarían el programa antes de hacer el ridículo. A continuación, te mostramos las humillaciones a los colaboradores de Sálvame que rozan la ilegalidad.

EL HUEVAZO A LYDIA LOZANO EN SÁLVAME

Sálvame: humillaciones a los colaboradores que rozan la ilegalidad
Foto: Mediaset

Lydia Lozano ha sufrido infinidad de humillaciones en el plató de Sálvame. Sus compañeros y los directores la “chinchan” sin motivo aparente para que llore. La broma pesada más fuerte que ha tenido que aguantar la creadora del Chuminero fue cuando Jorge Javier Vázquez y Kiko Hernández le lanzaron huevo.

La colaboradora de Sálvame se puso un chubasquero para que la mojaran con agua. Lo que no se esperaba es que le iban a manchar con huevo. En un primer momento, Lydia se quedo impactada pero cuando reaccionó se marchó del plató llorando. Con lo que ella cuida su pelo, la broma pesada que le había preparado el programa se lo estropeó.