Quantcast
lunes, 17 enero 2022 0:28

La ganga del Barcelona que puede levantar al equipo

El futuro del FC Barcelona luce cada vez más sombrío. Cierto es que el equipo puede obtener resultados que maquillen un poco la realidad, pero no en todos los partidos pueden hacerlo. En esos en los que se enfrentar a equipos de buen nivel o en los que Lionel Messi no aparece para salvarlo, el equipo blaugrana es un conjunto vulgar en el que orden, la eficacia y ese estilo dominante ya son cosas del pasado. Ante el Sevilla (2-0), en el duelo de ida de la semifinal de la Copa del Rey, fue un buen ejemplo; porque el equipo hispalense no se parapetó atrás, ellos salieron a proponer y con sus propias armas dieron un repaso al Barça digno de estudio. Pese a que todavía queda el partido de vuelta, este partido certifica que los cambios deben llegar pronto y la renovación debe ser profunda.

Para que el orden comience a restablecerse lo primero es que la institución catalana tenga un nuevo presidente, eso es vital de cara a un futuro más sostenible. Con las elecciones del Barcelona pautadas para el 7 de marzo, tanto Toni Freixa, Víctor Font como Joan Laporta parecen capacitados para tomar las riendas; pero entre los tres candidatos el que luce más cerca de la victoria es un Laporta que regresaría a un cargo que conoce a la perfección. Aunque Laporta ya ha aclarado que no quiere dar nombres de posibles fichajes, son varios los nombres que han saltado: como Jadon Sancho, Lautaro Martínez o traer a viejas estrellas, como Xavi o Iniesta, para los puestos de entrenadores o para la dirigencia. Pese a que expresidente quiere se cauto sabe que necesitará cambiar muchas cosas y para eso lo puede ayudar Mino Raiola.

Raiola puede traer una ganga

El italiano representa al talentoso Myron Boadu

Con el italiano como gran aliado, debido a la buena relación que conservan tras el fichaje de Zlatan Ibrahimovic, pues Joan Laporta puede tener a su disposición un cartel de jugadores importantes para reforzar el Barça. Jugadores como Marco Verratti o Matthijs de Ligt, que ya han sonado para llegar, podrían ser nombrados como posibles fichajes; pero en la realidad esto será casi imposible debido a los graves problemas económicos que tiene la escuadra azulgrana. La deuda del club catalán hace casi imposible que pueda llevar a cabo una contratación de alto calibre. No obstante, el agente italiano podría ayudar mucho, porque tal vez tenga un as bajo la manga que no solo le sería útil al Barcelona; también sería un refuerzo de futuro y además de todo eso sería una completa ganga. Nada más y nada menos que el joven Myron Boadu.

Durante los últimos días, el neerlandés está sonando con fuerza para llegar al Sevilla y también al AS Mónaco; pero todo eso podría cambiar de golpe si el interés del Barcelona termina siendo real. Obviamente el delantero que acaba de cumplir 20 años le daría prioridad al conjunto blaugrana; porque luego de destacar con el AZ Alkmaar y convertirse en una de las estrellas de la Eredivise, pues podría pensar que ya le llegó el turno de pasar a un nuevo nivel y probar todo su talento en un campeonato más prestigioso. Ya la campaña pasada dejó pasmados a todos al promediar un gol por partido antes de que el torneo neerlandés tuviera que ser suspendido por el coronavirus; de hecho, gracias a él su equipo estuvo peleando hasta el último momento el título con el Ajax de Ámsterdam.

Boadu llegará a un buen precio

El neerlandés está siendo seguido por otros equipos

Si bien otro de los jugadores que podría traer Mino Raiola sería Donyell Malen, del PSV Eindhoven; la verdad es que todos los números ganadores se los llevaría Boadu gracias a su valor en el mercado. Mientras que el primero costaría unos 35 millones de euros, el segundo podría llegar al Barcelona a cambio de 15 millones de euros; una cantidad más que asumible para las golpeadas arcas de los azulgranas. Laporta no lo vería como una mala inversión; porque su precio, juventud y calidad invitan a pensar que su inversión dará frutos de un momento a otro. Además de que llegaría a reforzar un ataque muy mermado en el que sería de vital importancia tras las más que posible salida de Messi al final de campaña. Sin el argentino en el equipo debe llegar alguien y si lo hace buen precio, pues mucho mejor.

Laporta ya está al tanto de la delicada situación del Barcelona, por eso las grandes inversiones quedan totalmente descartadas; de allí a que Boadu se convierta en una posibilidad más que interesante. Su velocidad, buena técnica y poder goleador destacan como armas principales de un delantero que incluso ya ha llegado a debutar con la selección mayor de Paises Bajos. Sin muchas opciones a las que mirar, el precio del neerlandés será crucial y si Raiola lo puede hacer llegar a esa cantidad sería todo un regalo. Aunque antes Laporta debe ganar las elecciones, lo cierto es que tendrá que decidirse pronto por un jugador que está como loco por recalar en el club catalán, pero al que no esperará eternamente.