Quantcast

Cómo hacer un champú de cebolla casero

La cebolla es más allá que un ingrediente para elaborar deliciosos platillos, pues también es perfecto para el cabello.

Gracias a la cebolla, ha surgido el champú de cebolla, que se cree tiene poderes milagrosos para el cuero cabelludo. Desde acelerar el crecimiento del cabello, prevenir la caída, fortalecimiento y hasta combatir la caspa, son parte de sus beneficios.

Lea TAMBIÉN: CÓMO EVITAR QUE TE DÉ SUEÑO DESPUÉS DE COMER

Muchos profesionales aseguran que el uso de químicos y los sulfatos, son los que ocasionan el maltrato del cabello. Sin olvidar las coloraciones, secados o planchados. Por lo que gran parte de ellos aseguran que detrás de una buena melena , está un champú de cebolla sin sulfatos y bien preparado.

Desde luego, no es secreto que el extracto de cebolla es el ingrediente con propiedades fortificantes que más resultados proporciona. Pero lo que pocos saben es que el efecto del extracto de cebolla se suele mitigar por los tóxicos que incluyen los champús tradicionales.

Es precisamente por esta razón que los profesionales aconsejan champú de cebolla sin una gota de sulfatos. Tampoco con parabenos, siliconas , sal u otros químicos.

Pues si lo que realmente se quiere es recuperar la cabellera, es necesario evitar los químicos a toda costa. El extracto natural actuará y ayudará en la regeneración, solo y sin químicos.

Champú de cebolla, el milagro para el cabello

Champú de cebolla, el milagro para el cabello

Aunque al leer la palabra cebolla automáticamente se puede pensar que habrá malos olores en el cuero cabelludo, la verdad es que no. Además la experiencia lo vale, ya que otorga un brillo y fortaleza al cabello que ningún otro producto otorga.

Si hablamos de la cebolla y sus beneficios como champú:

  • Previene la caída. La cebolla es rica en azufre y quercetina, potentes estimulantes que mejoran la circulación sanguínea. Así, los folículos pilosos reciben más nutrientes y el pelo crece más rápido, fuerte y sano.
  • Acelera el crecimiento del cabello. El azufre de la cebolla estimula la producción de colágeno, una proteína esencial para el crecimiento del cabello.
  • Regula el exceso de grasa y la caspa. El champú de cebolla puede convertirse en el mayor aliado para combatir este problema. La cebolla posee propiedades antibacterianas que ayudan a combatir infecciones del cuero cabelludo, como la caspa o la seborrea.
  • Calma el cuero cabelludo sensible o irritado. Sus propiedades antiinflamatorias ayudan a reducir la inflamación del cuero cabelludo.

Ahora que ya sabes cuáles son las propiedades y beneficios es hora de aprender cómo hacerlo en casa.

Aunque en las tiendas , mercados y centros especiales para el cuidado del cabello pueden tener champú de cebolla de alguna marca reconocida, lo natural siempre será un poco mejor. Como ya lo mencionamos, el champú de cebolla activa todas su propiedades solo si es sin sulfato o cualquier químico.

Por esta razón es recomendable hacerlo en casa y gozar de las verdaderas propiedades que la cebolla puede ofrecer para el cuero cabelludo.

¿Cómo hacer champú casero?

¿Cómo hacer champú casero?

Para preparar el champú mágico de cebolla necesitarás:

Ingredientes:

  • Un bote de champú de cualquier marca y con aroma intenso de 350 ml.
  • Una cebolla roja mediana.

Preparación

En primer lugar, es recomendable utilizar un champú con aroma intenso, como los de aromas cítricos. Al añadir la cebolla, el fuerte olor quedará camuflado por el del champú y no olerá nada a cebolla. Igual puedes usar el que más te guste, pero es recomendable que el aroma sa intenso para mitigar el aroma a cebolla.

Ahora bien, corta la cebolla en trozos medianos e introdúcelos en el interior del champú. Si gustas puedes hacerlo en cuadritos o julianas, cualquier forma estará bien y cumplirá sus funciones. Pero a fin de evitar que puedas echarte un trozo en el cabello, es aconsejable en trozos medianos.

Luego, cierra el bote y agita todo bien para que se mezcle con el champú.

Deja fermentar la mezcla durante 15 días en un lugar seco, fresco y libre de humedades.
Pasado este tiempo, el champú ya está listo para usar.

¿Cómo usarlo?

Utiliza el champú en días alternos o cada 2/3 días durante tres meses aproximadamente. Después deja descansar el cabello un mes.

La forma en la que aplicas el champú determina la efectividad del lavado. La parte que más se ensucia es el cuero cabelludo. Por ello, es donde debemos incidir más durante el lavado. Aplica un poco de champú en las manos y distribuye por el cuero cabelludo. 

Masajea con las yemas de los dedos y realiza movimientos suaves y circulares. Es importante masajear el cuero cabelludo y realiza el aclarado con agua fría. Esto a fin de estimular el crecimiento del cabello.

No es necesario usar mucho producto. Se tiene la idea de que cuánto más producto se use, mejor será el resultado. Pero la verdad es que esto solo puede generar irritación y difícilmente se puede aclarar con agua fría.