Quantcast

Don Lay, la propuesta más ‘cool’ para celebrar el Año Nuevo Chino

  • La refinada cocina china ya se ha hecho un hueco en la capital española con Don Lay, un proyecto gastronómico pensado para los amantes del arte culinario asiático.
  • El restaurante da la bienvenida al año del Buey de Oro con una selección de platos especiales festivos fuera de carta, que podrán disfrutarse de manera limitada desde el 11 hasta el 25 de febrero, ambos incluidos.
  • El nuevo Don Lay abrió en verano de 2019 en el madrileño barrio de Salamanca, recuperando la esencia del que fue hasta 2015 uno de los locales más icónicos del barrio chino de Madrid.

Este año, será el 12 de febrero el día que dé el pistoletazo a las festividades del Año Nuevo Chino, también conocidas como la Fiesta de la Primavera, una tradición milenaria que tanto la comunidad china en todo el mundo como los admiradores de esta cultura, celebran con importantes rituales, entre los que no falta el importante rol de la gastronomía. Para dar la bienvenida al año del Buey de Oro, que representa la confianza, tranquilidad y nobleza, el restaurante chino Don Lay festejará esta ocasión en su local del Barrio de Salamanca como mejor sabe: con platos fuera de carta y un cóctel especial para que no falte un brindis por un ciclo nuevo lleno de prosperidad.

Don Lay
Dragón del Mar (cabracho salvaje al vapor)

Desde la víspera del Año Nuevo –”chuxi” en chino, equivalente a nuestra Nochevieja– hasta el día 25 de febrero, aficionados y curiosos que visiten el restaurante podrán elegir hasta seis elaboraciones culinarias preparadas particularmente para esta celebración y disfrutar del festival gastronómico a su gusto. Empezando, cómo no, por variedades de dim sums: hakao de setas o de gamba blanca trufada, y el Paisaje de Invierno, un espectacular trampantojo de setas y cerdo ibérico. Como platos principales con producto estrella –uno de mar y otro de montaña–, Don Lay propone el Dragón de Mar (lomo de cabracho salvaje al vapor con tempura de sus espinas), y cordero lechal laqueado, ahumado y especiado al estilo Mongolia. Dos recetas que prometen enamorar el paladar con sus exóticos sabores y texturas.

Propuestas dulces

Como propuesta final de bocados dulces, esferas crujientes de chocolate infusionadas en canela que atraerán la buena suerte. Y para rematar el homenaje, desde la coctelería de Don Lay, un pilar fundamental de la oferta del restaurante, se preparará un cóctel especial Año Buey de Oro, elaborado con Roku Gin.

Don Lay
Esferas crujientes

Un año más, Nieves Ye junto con su equipo de Don Lay busca compartir el espíritu festivo con sus clientes, aprovechando esta ocasión para también agradecerles todo el apoyo recibido en estos casi doce meses en los que el sector de la hostelería se ha visto muy afectado por la pandemia. En sus orígenes, Don Lay se ubicaba en el sur de Madrid, en el conocido como “barrio chino de la capital”, para ofrecer comida de cocina tradicional cantonesa a la comunidad china, ante todo.

Carta renovada

Así fue ideado hace casi 20 años por Nieves Ye y su padre, quien falleció poco antes de la gran apertura. El restaurante cumplió con su cometido hasta su cierre en 2015. Por petición popular de los clientes fieles, su creadora decidió recuperar el restaurante y darle una nueva vida hacia la restauración cantonesa elegante y auténtica, y en una ubicación privilegiada de Madrid: el Barrio de Salamanca.

Chino
Don Lay

De esta manera nacía el nuevo Don Lay, en un local de casi 400 metros cuadrados de la calle de María de Molina, diseñado por el estudio Cousi, en el que los clientes disponen de dos áreas principales para disfrutar de la cocina de Don Lay, según la experiencia que busque: informalidad en la zona de barra, en el que dim sums y cócteles son los grandes protagonistas; fine dining en el salón con mesas bajas y mantel, donde no falta el ritual del corte del pato laqueado.

Platos típicos

Además de los laqueados de pato y cochinillo de Don Lay, en la carta del restaurante destacan platos ya convertidos en clásicos como pollo de corral al wok con picante “kung pao”, la lubina al vapor con verduras y salsa de soja, el arroz salvaje de langostino, o la berenjena cantonesa en salsa. A estas estrellas ya consolidadas se unen ahora nuevas incorporaciones, fruto del afán de renovar la oferta cada cierto tiempo. Así, los clientes de Don Lay ya pueden pedir mapo doufu, famoso plato de tofu picante de Sichuán; zamburiña aderezada con ajo y ostra, ambos para disfrutar a la brasa; y las costillas de cerdo laqueadas al carbón y pinceladas de miel.

Don Lay
Cochinillo laqueado

No podían faltar tampoco novedades en el gran festival de dim sums de Don Lay, que se elaboran a diario en cocina a la vista de todos. Entre sus novedades, empanadillas de pasta de tapioca trufada al vapor; guotie a la plancha de ternera con col china encurtida o vegana; xiao long bao de pepino de mar, shaomai de arroz, huevo de codorniz y caviar o un bogavante azul completo convertido en dim sums. Todo un despliegue de manjares que conquistan a los amantes de estos bollitos de masa.

Más de 100 referencias en la bodega

Estas nuevas incorporaciones llegan para elevar aún más la experiencia gastronómica de los clientes, quienes seguirán recibiendo el mejor servicio con esta renovada carta a la que pueden incorporar vinos de entre más de 100 referencias nacionales e internacionales, con un especial cuidado por el champán y el vino blanco, los cuales maridan perfectamente con los platos de la gastronomía china. El restaurante también cuenta con una variedad de cócteles clásicos y de la casa, que reflejan la personalidad exótica y sofisticada de Don Lay, introduciendo elementos en tendencia en la coctelería actual.

Chino
Don Lay

Don Lay demuestra que la cocina china merece y puede ser elevada hacia la alta gastronomía, como ha demostrado en este primer año de actividad en su nuevo enclave. Por ello, se cuida hasta el mínimo detalle de la experiencia del consumidor de principio a fin, yendo más allá de los platos que se ofrecen con una carta que seguirá evolucionando con delicadeza. Bienvenidos son los curiosos y los entusiastas de esta gastronomía, a quienes simplemente se les ruega tener en cuenta: It’s not arroz 3 delicias area.