Quantcast

Catas de mezcal: Tardeo a la mexicana en Tepic

  • El restaurante Tepic, referente en Madrid de la mejor cocina mexicana contemporánea –y único mexicano de la capital con el sello Bib Gourmand de la Guía Michelin–, amplía horario, ininterrumpido ahora de 13:30 a cierre, y ofrece nuevos planes para las horas previas al almuerzo y la cena.
  • Para el aperitivo, propone una nueva carta de cócteles de autor (como el Bloody mezcalita o el vermú preparado a la mexicana) y, por las tardes, catas guiadas en las que probar y comparar tres tipos de mezcal de la mano de su barman, Javier Quiñones: Del Maguey Crema, Danzante Reposado y Alipus San Andrés.
  • Los tragos se pueden acompañar de los platillos de su chef, la poblana Sara Herrera: desde una quesadilla de flor de calabaza o un guacamole con totopos caseros hasta unos tlacoyos de maíz azul con chorizo o unos tacos de pastor, todo ello disponible a cualquier hora tanto en el local como en servicio de delivery.

La vida ya no es la que era, de momento, pero no para, y los horarios de ocio se van adaptando a nuestras nuevas necesidades. El restaurante Tepic, uno de los mejores representantes de lo que es actualmente la cocina en México y único mexicano en Madrid con el sello Bib Gourmand –con el que la guía Michelin reconoce las grandes experiencias gastronómicas con una buena relación calidad-precio–, amplía su oferta con dos propuestas diseñadas ad hoc para el aperitivo y la tarde.

Mezcal
Tepic

Su ambiente, con toda la autenticidad pero alejado de folclores, y su ubicación –en la calle Ayala, el corazón del barrio de Salamanca– lo hacen ideal para sacar partido a estos dos momentos del día que están tan de moda, en pareja o con amigos.

Comenzamos en el aperitivo

La cita para el aperitivo es a las 13:30 h. El barman de Tepic, el gaditano Javier Quiñones –especializado en destilados y bebidas mexicanas– ha diseñado una nueva carta especial con seis cócteles pensados para abrir boca: el vermut preparado (aromatizado con un preparado mexicano de la casa), el Mezcaloni (con mezcal Alipus San Andrés, vermut y Campari), el Bloody mezcalita (Alipus san Andrés, zumo de lima, zumo de tomate y salsa michelada), el Margarita Tepic (tequila, triple sec y zumo de cítricos), el Spritz mexicano (Alipus san Andrés, Select aperitivo, cava y soda) y (este último, sin alcohol) el Mango spice (Paragon White Penja Pepper, soda, pomelo, puré de mango y picante).

Mezcal
Tepic

Para picar, cualquiera de los platillos de la carta de Tepic –el horario de cocina es ininterrumpido–, como el guacamole con totopos caseros (hecho al momento en molcajete), la quesadilla de flor de calabaza, los tacos al pastor (con una deliciosa carne adobada y cocinada en trompo) o las tostadas de tinga de pollo, sobre crujiente tortilla de maíz.

Tres mezcales, tres sabores

Por las tardes es hora del mezcal, bebida alcohólica tradicional de México pero aún bastante desconocida en nuestro país que se elabora a partir de la destilación del corazón del maguey, planta también conocida como agave –y que es también es el origen del tequila, aunque este requiere de tiempos más cortos y procesos menos artesanales–. La piña de agave de la que procede el mezcal es de variedad silvestre y de lento crecimiento, lo que convierte esta bebida en escasa y muy exclusiva.

Mezcal
Tepic

Durante la pequeña cata, con un precio cerrado de 10 € por persona, se servirán tres tipos de mezcal: Del Maguey Crema, Danzante Reposado y Alipus San Andrés. Pensada para que el comensal aprenda las nociones básicas sobre este destilado y se introduzca en este apasionante mundo, Quiñones irá explicando las peculiaridades de cada uno y las principales diferencias. El primero, la crema de mezcal Del Maguey, es una combinación de miel de maguey (jarabe fermentado del agave asado) y mezcal San Luis del Río doble destilado al 100 % de agave maduro Espadín, producido de manera artesanal desde hace más de 400 años.

Tepic: Desde 2008

A continuación, se catará Danzante Reposado, un destilado envejecido nueve meses en barrica de roble americano y francés, con notas a vainilla y a café, que resulta perfecto para iniciarse en el mundo de los mezcales. Por último, se podrá probar Alipus San Andrés, una etiqueta con muy buena relación calidad-precio, procedente de una doble destilación en alambique de cobre, con toques ahumados propios de la materia prima, pero con un fondo floral y muy fresco.

Mezcal
Tepic

Abierto en 2008 en Chueca y trasladado hace cuatro años al barrio de Salamanca, Tepic se ha posicionado como uno de los mejores representantes de la alta cocina mexicana de toda España, alejada de tópicos tex-mex. Al frente se encuentra, desde 2017, la joven chef poblana Sara Herrera. Con una sólida trayectoria profesional a su espalda, tanto en su país de origen como en Nueva York (donde trabajó en The Mark, a las órdenes del chef Jean Georges, y en Casa Enrique, el único restaurante mexicano con una estrella Michelin en EE.UU.) y España (donde realizó un stage en el biestrellado cacereño Atrio), Sara defiende en Tepic su particular visión de la gastronomía de raíces, basada en ingredientes auténticos (la mayoría de importación y elaboración propia), y la interpreta tal como la vivió de pequeña, sin fusiones ni desviaciones, siempre con un toque contemporáneo en el emplatado.