Quantcast

Patatas fritas a la cerveza, el acompañamiento perfecto para un plato de carne

Freír las patatas es probablemente la versión más conocida y extendida de hacer este tubérculo. Como sabes, es originario de América y es uno de los cuatro alimentos principales a nivel mundial. Es decir, está prácticamente en todos lados, todo el mundo las come. De hecho, es tan famosa esta forma de cocinarlas que hay hasta un Museo de la Papa Frita en Bélgica. Y una buena forma de mejorarlas y darles otro toque y aroma es hacerlas con cerveza. Sin duda, te va a encantar la receta.

La verdad es que no es nada difícil realizar esta receta, prácticamente todos sabemos hacer este tubérculo frito y lo hemos hecho alguna vez. Sin embargo, juntarlo con otra de las bebidas básicas de la población mundial es un truco perfecto. Sigue leyendo este artículo y vamos a explicarte paso a paso cómo poder hacerlo.

Preparación de las patatas a la cerveza

Patatas fritas a la cerveza, el acompañamiento perfecto para un plato de carne

Pelar las patatas y cortarlas en bastones, lavarlas en agua fría y secarlas en papel absorbente o un paño de cocina limpio. Colocar las patatas en un bol grande y añadir la cerveza hasta que queden cubiertas, cubrir el bol con un papel film y macerar en el refrigerador por al menos 7 horas. En un bol mediano añadir la mayonesa, el ketchup, la cerveza, la pimienta de cayena y el ron, revolviendo y corrigiendo hasta obtener una salsa con la consistencia de una crema. En un sartén hondo o freidora añadir abundante aceite y calentar a 160°C, verificando la temperatura utilizando un termómetro para freír o un termómetro infrarrojo.

Añadir las papas cuidadosamente sin sobrecargar y freír por aproximadamente 5 minutos o hasta que estén suavemente doradas, repitiendo el proceso las veces que sea necesario. Retirar con una espumadera y colocar sobre papel absorbente espolvoreando con un poco de sal de mar. Elevar la temperatura del aceite a 180°C y volver a freír las papas por aproximadamente 2 a 3 minutos o hasta que estén bien doradas, retirar, escurrir en papel absorbente y corregir sal. Servir las papas inmediatamente decorándolas opcionalmente con pimienta de cayena y acompañadas con la salsa para untar.