Quantcast

El truco definitivo para que no se empañen los cristales del coche en invierno

Ahora que nos encontramos en pleno invierno, que se empañen los cristales es inevitable, y por ello vamos a ver el truco definitivo para que no se empañen los cristales del coche en invierno. Este suceso puede ser fácilmente uno de los grandes peligros a los que nos enfrentamos en la carretera durante la época de invierno. Si los cristales se empañan pueden dificultarnos la visión al máximo y aumenta el riesgo de sufrir un accidente. La llegada de la ola de frío y nieve Filomena es la excusa perfecta para hablar sobre cristales empañados, ya que suele ser normal que nos encontremos así el coche cuando vamos a cogerlo. Se trata de un fenómeno que ocurre a causa de la humedad del aire, como veremos en este artículo.

Veamos por qué se produce este fenómeno y algunos trucos para evitar que no se empañen los cristales:

Métodos alternativos

Métodos alternativos para que se empañen los cristales del coche

Ahora vamos a ver algunos métodos típicos, de toda la vida, que se utilizan para desempañar los cristales de los coches. Uno de los métodos más extendidos es el de colocar pequeñas bolsas rellenas de sílice en el interior del coche. El sílice tiene una gran capacidad para absorber la humedad en el aire, por lo que es bastante útil para combatir el empañado de los cristales del coche. Lo que se suele hacer es coger unos calcetines, rellenarlos de sílice y colocarlos bajo el asiento y en algún lugar de la guantera.

Otro de los trucos alternativos para evitar que se empañen los cristales del coche es el de frotar una patata partida por la mitad por el parabrisas. Este truco tiene su aquel, ya que el almidón que tienen las patatas evita que se empañen los cristales ya que absorbe toda la humedad. Por otro lado, el cristal puede que no se empañe, pero muy limpio no va a quedar…