Quantcast

Cómo dejar los vasos limpios de verdad quitándoles la cal y la opacidad

¿No has visitado algunas casas y al pedir agua ves que los vasos están opacos o tienen restos de cal? Esto puede ser un poco desagradable, pero también podría ocurrirte. Los vasos no se ven bonitos y hasta puede dar un poco de vergüenza sacarlos, pero no debes preocuparte más por eso, podrás evitarlo con estos efectivos e infalibles métodos y no tendrás que cambiar de cristalería.

Causas de la opacidad en los vasos

Causa de la opacidad de los vasos

Algunas personas piensan que la pérdida de la transparencia de la cristalería se debe al continuo uso de eso o al desgaste por lavarlos con algunos productos fuertes, e incluso por culpa de lavavajillas. Pero lo cierto es que nada de esto es verdad. Incluso es muy probable que una gran parte de tus vasos posean cierta opacidad, por muy imperceptible que parezca.

Esto puede darles un aspecto de suciedad o incluso envejecimiento y desgaste, pero la verdadera causa de eso es la cal. Los depósitos de cal acumulados pueden quitarle brillo a la superficie de  la cristalería, y de sebe a que el agua del grifo generalmente suele transportar partículas de cal que con el tiempo se van acumulando hasta generar manchas en algunas superficies, como en los baños o la cristalería de la cocina.

Con estos métodos sencillos y económicos podrás devolverle el brillo original a tus vasos. Para ello podrás recurrir a algunos productos de fácil acceso que probablemente tengas a la mano en casa:

  • Esponja limpia.
  • Toallas limpias.
  • Detergente para platos.
  • Vinagre blanco.
  • Pasta para dientes.
  • Bicarbonato de sodio.
  • Cepillo de dientes.

Primera parte: Limpieza básica de vasos

Lavado básico de los vasos

Antes de comenzar con una limpieza a fondo, es bueno aplicar un lavado rápido y general. Para ello debes hacer lo siguiente:

  1. Para empezar pueden llenar el fregadero por la mitad o un poco menos. Asegúrate de usar agua tibia.
  2.  Luego añade un par de gotas de jabón líquido para platos y crea un poco de espuma, después coloca la cristalería dentro. Evita usar mucho jabón para que evites enjuagar durante mucho tiempo o dejar algún residuo.
  3. Toma una esponja limpia y comienza a limpiar vaso por vaso, suavemente. Asegúrate de hacerlo bien, por dentro y por fuera.
  4. Finalmente enjuágalos bien antes de dejarlos secar bocabajo sobre una toalla limpia. No los seques con el paño o podrías dejar dejarles algún residuo.

Y listo. Pero en caso de que decidas usar un lavavajillas, debes considerar que es será menos efectivo conseguir una limpieza básica ideal. Aunque si aún así decides seguir usando el lavavajillas, puedes programar un ciclo delicado y dejar algún espacio entre los vasos para así evitar que estos choquen entre ellos y se rayen o rompan.

Segunda parte: Eliminar la opacidad de la cristalería

Eliminar opacidad de los vasos

Para devolverle la transparencia a tus vasos puedes preparar una solución con vinagre. Para ello, en un recipiente amplio puedes mezclar  2 cucharadas de vinagre por cada 1 taza de agua tibia.

  1. Para limpiar la cristalería y devolverle su brillo tienes que tomar un paño y humedecerlo con la preparación de vinagre.
  2. Frota bien toda la superficie, por dentro y por fuera. Hazlo las veces necesarias hasta que el vaso quede lo más limpio posible.
  3. Como el olor del vinagre es muy penetrante tendrás que enjuagar la cristalería. Si bien el aroma se va con el tiempo, puedes acelerar el proceso al remover la solución de vinagre con abundante agua fría. Enjuágalos como de costumbre, usa jabón para platos y así asegurarte totalmente de que el aroma del vinagre se vaya.

Y listo, verás como la opacidad desaparecerá. Otro truco en caso de que tengas demasiada cristalería opaca, es la de remojarla toda. Esto también funciona si las manchas opacas son demasiado difíciles de remover. Solo tendrás que colocar los vasos en un recipiente amplio, agregar cantidades iguales de vinagre y agua tibia, luego solo tendrás que esperar 20 minutos antes de enjuagarlos como de costumbre.

Tercera parte: Deshacerse de las manchas los vasos

Eliminar las manchas de los vasos

Si las manchas por cal no son las únicas que arruinan el aspecto de tu cristalería, puedes preparar algunos de estos métodos para así asegurarte de que ningún tipo de mancha le dé un mal aspecto a tus vasos:

  • Un método súper efectivo y económico es el de fregar los vasos con bicarbonato de sodio, así podrás deshacerte de esas manchas que hayan podido sobrevivir luego del remojo. Solo tendrás que espolvorear un poco de bicarbonato sobre la cristalería y con una esponja húmeda comienza a frotar suavemente. Asegúrate de hacerlo con cuidado para no rayar su superficie. Después tendrás que enjuagar bien y dejarlos secar bocabajo.
  • Otra alternativa es la de usar pasta de dientes, particularmente la blanca que no contenga gel o ingredientes refrescantes. Solo tendrás que aplicarla sobre los vasos y frotar suavemente con un cepillo de dientes, el cual es recomendable que sea de cerdas suaves. Luego de que hayas esparcido bien la crema, tanto por dentro como por fuera, puedes proceder a enjuagarlos con agua tibia y dejarlos secar bocabajo.

Así es como podrás tener tus vasos limpios y libres de cal o cualquier opacidad. Solo asegúrate de aplicar una limpieza constante para que no se acumule ningún tipo de residuo.