Quantcast

Cosas que te encuentras en los restaurantes que no brillan por su limpieza

Las medidas anti-covid nos están obligando a tener que reunirnos con nuestros familiares en restaurantes y locales de comida. Allí pensamos que todo está pulcramente limpio, pero a veces no es así. Cocinar a diario en un restaurante es una tarea que genera una gran cantidad de suciedad. Imagínate cuando cocinas en tu casa un plato elaborado, la cantidad de cacharros que manchas, pues multiplícalo por un restaurante. Y por ello te vamos a dar algunos consejos sobre elementos de restaurantes que podrían no estar todo lo limpios que se espera.

Pero para ser justos, hay que admitir que son pocos los restaurantes que descuidan su higiene. Si provocan cualquier intoxicación a sus clientes se pueden meter en un lío importante. También los departamentos que controlan este aspecto hacen visitas con sus inspectores cada cierto tiempo. Así que no en todos los restaurantes te encontrarás este tipo de cosas de las que te vamos a hablar. Pero en alguno que sea más descuidado sí. Si lo tuyo es la limpieza y eres especialito con el tema, fíjate bien para que no te la cuelen. Estos son los elementos que en un restaurante deben tenerse más en cuenta para que esté limpio y en buen estado.

Restaurantes: Guantes de látex

Cosas que te encuentras en los restaurantes que no brillan por su limpieza

Los guantes de látex es uno de los complementos que no puede faltar en ninguna cocina. Y más sabiendo cómo están las cosas con el tema del Covid. Se ven ya no solo en cocinas, también los llevan camareros y en muchos comercios.

Pero estos guantes de látex, a pesar de la sensación de limpieza que nos producen, tienen su punto negativo. Como decimos, la sensación es de limpieza, pero en el caso de los camareros, deben tocar todos los platos y pueden traspasar el virus.

En el caso de las cocinas, estos guantes pueden ser motivo de contaminación cruzada. Es decir, si manipulan el pescado y posteriormente tocan carne o vegetales, transportan las bacterias. Lo mejor en la cocina es lavarse bien las manos y no usar guantes de látex