Quantcast

Funko Pop, las figuras cabezonas que han reinado los regalos navideños

Pequeñas, medianas o incluso gigantescas. Con la apariencia de un personaje de videojuegos o del protagonista de tu serie favorita. Seguramente las hayas visto a centenares en tiendas de regalos, en anuncios de internet o incluso en las estanterías de tus amigos. Han sido y son el nuevo fenómeno del coleccionismo y los regalos. Sí, son las famosas figuras Funko Pop.

Conocidas sobre todo por sus modelos de pequeño tamaño y por sus miles de diseños distintos. El catálogo que ofrece la marca Funko a través de su familia de figuras Pop! es descomunal. Tanto es así, que casi podríamos decir que hay una figura para cada persona diferente. No importan tus gustos o tus preferencias, siempre hay una para ti. Por eso mismo se han convertido en el regalo estrella de las pasadas navidades.

Entendiendo el éxito del fenómeno Funko Pop en las navidades

¿Por qué estas figuras y no otras? Solo hay que echar un vistazo al catálogo de tiendas online como la de Frikily para darse cuenta de uno de los principales motivos. Hay muchas, muchísimas. No importa la película, serie, cómic o videojuego en el que pienses. Es más que probable que haya al menos una figura Funko Pop de alguno de sus personajes más icónicos. La variedad está más que servida con este sello, lo que le otorga una presencia indiscutible en catálogos de todo el mundo.

Pero no es el único motivo, también podríamos hablar del crecimiento de esa generación que apuesta tanto por el coleccionismo. La cultura “friki” ha dejado de ser algo relegado a un grupo reducido de la población, de hecho, ya hace tiempo que pasó a formar parte del mainstream. Actualmente, rara es la persona que no tiene cierto amor por una serie de animación o de actores, por un videojuego, por un libro, por una película, por cualquier tipo de obraque antes fuera parte de un nicho reducido.

Es muy simple. El concepto de merchandising ya lo plaga todo, y dentro de esta ola de productos están estos Funko Pop que tanto han dado que hablar. El regalo socorrido para los cumpleaños o para las fiestas. El que nunca falla entre los más jóvenes. Sus ventas han ido creciendo paulatinamente en el último lustro, aunque este 2020 y sus fiestas navideñas es cuando más se han disparado. Y con diferencia.

¿Por qué Funko Pop?

Ya hemos hablado de la variedad, aunque también habría que hablar de los diseños. Hay un toque bastante divertido en la apariencia de estas figuras. De hecho, todas siguen el mismo patrón. Cabezas grandes, cuerpos pequeños y ojos en negro. Puede que haya alguna excepción puntual, pero esta es la máxima que impera en todo momento. Algo que le da un toque homogéneo, o más bien, característico a todo el catálogo.

Son muy fáciles de identificar tanto por su aspecto como por el de su caja. Eso les da también cierto toque de coleccionismo, aunque en esto último hace mucho que tengan diferentes familias dedicadas a diferentes franquicias. Es decir, puedes encontrar decenas de Funko Pop de Star Wars, Funko Pop de Juego de Tronos o incluso Funko Pop de Pokémon. Variedad enorme dentro de cada licencia para apelar a todos sus fans.

Por otra parte, sin duda hay que mencionar los precios. Son figuras muy baratas. Algo que choca directamente con el concepto de coleccionismo como se le conocía hasta ahora, pero que las hace bastante irresistibles. De hecho, el factor económico es también uno de los más influyentes a la hora de comprarlas. Por unos 15 euros, puedes adquirir cualquiera de estas figuritas, salvo alguna edición limitada que pueda subir considerablemente de precio.

Eso las convierte en un regalo fácil y con el que se acierta casi siempre. Su presencia también ayuda muchísimo, y es que podemos encontrar Funko Pop en todas partes. Los encuentras por internet, los encuentras en carteles, los encuentras hasta en supermercados. Se han extendido como la pólvora, cosa que ha reforzado su nombre y ha hecho que sean una idea siempre presente. Se podría decir que el mundo te incita a echarles un vistazo y hasta a comprarlos.

¿Tantos hay?

A fecha de febrero de 2020, hace prácticamente un año, el total de figuras Funko Pop diferentes rondaba las 17.000. Casi 20.000 modelos distintos, cada uno con su diseño y perteneciendo a una gama concreta. Figuras protagonizadas por las Tortugas Ninja, o por todos los personajes de películas y series de Star Wars o hasta The Mandalorian. Algunas con diseños de personajes de Marvel o hasta de Harry Potter. Y lo más curioso es que todo empezó con unas figuritas para una hamburguesería.

La variedad es descomunal, y eso es lo que, junto con su icónico diseño, ha hecho que sean tan populares. Ya lo decíamos antes, casi se puede afirmar sin miedo que hay un Funko Pop ideado para cada persona. No importa las preferencias que se tengan, ni lo que se opine del merchandising o el coleccionismo, los Pop de esta marca siempre tienen algo que dar. Incluso si se es una persona totalmente alejada de la cultura popular en cuanto a cine, TV y videojuegos.

A pesar de ser “pequeños cabezones”, estos muñecos de Funko ya reinan las estanterías de medio planeta. Raro es el hogar en el que no hay al menos una, probablemente llegada por ser un regalo. Se podría decir que son el comodín, y es obvio viendo todo lo que hemos explicado hasta ahora. Su popularidad se ha disparado tanto como su variedad. Solo hay que ver cómo han vendido en este último año.

Y lo mejor es que no van a pasar. Con cada nueva licencia o franquicia que llega, también tienen algo que ofrecer. Rara es la marca que no plantea una alianza con Funko para lanzar algunas figuras Pop al mercado. Cosa que amplía todavía más la colección y, sí, también amplía las opciones a la hora de hacer un regalo.

Y tú, ¿has regalado algún Funko Pop?