Quantcast
sábado, 15 mayo 2021 22:52

Cristiano Ronaldo: las veces que humilló al Atlético de Madrid

-

Una de las victimas favoritas de Cristiano Ronaldo en toda su carrera es sin duda alguna el Atlético de Madrid. Contra el máximo rival en la capital española tiene un total de 25 goles anotados, toda una barbaridad. Además, hay que tener en cuenta que 22 de esos tantos los realizó con la camiseta del Real Madrid; lo que lo coloca como el máximo goleador en la historia de los derbis madrileños. Con goles de todos los colores, el portugués se ha lucido en múltiples ocasiones frente a los colchoneros; con lo que certifica un idilio amoroso con el gol cada vez que los tiene delante.

A lo largo de su carrera se ha podido medir ante grandes rivales; sin embargo, si es el Atlético el que tiene al frente se activa un poder especial en el luso que lo hace jugar mucho mejor. Los goles no son lo único que despliega, porque en su arsenal figuran grandes partidos; pero es que han sido tantas dianas que esas son las que quedan en el recuerdo de los aficionados. Las humillaciones a los rojiblancos han sido muchas, al punto de varios de sus goles se pueden colocar como los mejores que se han hecho en los derbis de Madrid; aunque siempre saldrán a relucir esos momentos en los que robo el show por completo.

Un hat-trick de golazos de Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo empezó a marcar pronto al conjunto colchonero desde que llegó a España; pero no sería hasta la campaña 2011-2012, en la Liga de los récords (100 puntos y 121 goles), que el luso se luciría por primera vez ante ellos con un hat-trick de época y que solo está al alcance de unos cuantos elegidos. El 11 de abril de abril de 2012 fue la cita y con el Madrid peleando la Liga, a cuatro puntos del Barcelona, debía ganar a su rival de la capital española y el de Maderia no faltaría a la cita.

Primero el portugués enmudeció a todos con un zapatazo de tiro libre que dejó plantado a un Courtois que jamás se imaginó que dispararía desde tan lejos de una forma tan increíble; poco después el Atlético logró empatar gracias a Falcao, pero el “7” se mantuvo tranquilo y en el segundo tiempo rompió la igualdad con otro golazo desde fuera del área; y ya finalmente firmaría su noche dorada con un tanto de penal ante el que el portero belga no pudo hacer nada por más que se estiró. No cabe duda de que ante los rojiblancos le encantaba marcar.