Quantcast

Cómo hacer una salsa bechamel con champiñones

La salsa bechamel con champiñones pareciera ser complicada o muy difícil de realizar, o quizá muy gourmet, pero realmente es fácil de elaborar. Aunque algunas personas suelen utilizarlo con vino blanco lo que le da un sabor diferente, a otras no les gusta este sabor, por lo que se puede reemplazar si lo deseas, por agua o vinagre, además añadiéndole una pizca de azúcar quitando de esta manera la acidez.

Existen diferentes formas de preparar la salsa bechamel, e incluso, se puede preparar en la Thermomix o microondas, y por su versatilidad combina con cualquier plato, lo mejor de todo es que es una receta fácil de elaborar. En esta oportunidad se preparará salsa bechamel con champiñones.

Pasos para la preparación de la salsa bechamel con champiñones

Pasos para la preparación de la salsa bechamel con champiñones

Ingredientes  

  • 3 ó 4 champiñones.
  • 12 gr de harina.
  • 12 gr de mantequilla.
  • Un vaso de leche.
  • Sal, pimienta y una pizca de nuez moscada molida.

Elaboración de salsa bechamel con champiñones

  1. Primeramente, se deben lavar bien los champiñones y se cortan en forman laminadas.
  2. Se coloca una sartén al fuego y se le debe añadir aceite, se agregan los champiñones hasta que estén hechos, no se requiere que pierdan toda el agua, ya que este caldo se reservará.
  3. Antes de comenzar a preparar la roux, se debe asegurar tener a mano los ingredientes que son: harina, mantequilla y un vaso de leche.
  4. Esta palabra del roux, puede sonar muy sofisticado, pero no lo es. Para prepararlo se comienza añadiendo la harina en una sartén que sea antiadherente, en su defecto un cazo, y se lleva al fuego medio.
  5. La harina se debe remover constantemente hasta que se tueste un poco.
  6. Se debe retirar la sartén del fuego, y en ese momento se añade la mantequilla mezclándola.
  7. Al formarse la pasta, se debe devolver al fuego, se sigue removiendo por unos minutos, y se vierte un tercio del vaso de leche, se debe remover sin parar hasta que la mezcla espese y se agrega un poco de leche.
  8. Cada vez que se agregue leche, se debe mezclar vigorosamente evitando la formación de grumos.
  9. El proceso se debe repetir hasta terminar la leche, si se considera que está muy espesa, se puede agregar un poco más de leche hasta conseguir la textura deseada
  10. Al finalizar la salsa bechamel, ésta presenta grumos, puedes ayudarte con una batidora eléctrica y batir un poco hasta que se consiga una salsa homogénea.
  11. Al conseguir que la salsa ya esté homogénea, se debe verter el líquido de los champiñones, asegurándose de mezclarlo todo bien.
  12. Finalmente se añaden las láminas de champiñones, si lo prefieres se pueden hacer triturándolos, así quedará una salsa homogénea y más espesa.
  13. Adereza al gusto, añadiendo sal, pimienta y si deseas se puede agregar nuez moscada.

Champiñones con bechamel gratinados

Champiñones con bechamel gratinados

Esta receta con salsa bechamel es ideal. Cuando es temporada se pueden emplear estos frutos, para crear un plato original y delicioso. Se puede complementar como opción la base de unos champiñones agregándole queso y una deliciosa salsa bechamel, combinando perfectamente con el sabor discreto y delicado.  A continuación, sigue los pasos para preparar unos deliciosos champiñones con bechamel gratinados.  

Ingredientes

  • 250 gr de champiñones.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cebolla.
  • 25 gr de mantequilla.
  • 10 gr de harina.
  • 200 ml de leche entera.
  • Nuez moscada.
  • 50 gr de queso parmesano.
  • Perejil fresco.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimienta negra.

Preparación de champiñones con bechamel gratinados

Preparación de  champiñones con bechamel gratinados
  1. Primeramente, se debe precalentar el horno a 180º C.
  2. Seguidamente, se deben limpiar bien los champiñones, con un trapo húmedo se retira la mayor cantidad de tierra o de impurezas que puedan contener.
  3. Es preferible dejarlos enteros, pero de ser muy grandes, se pueden cortar a la mitad. Es conveniente contar con una buena cantidad por si alguno llegase a dañarse.
  4. A continuación, se deben pelar y picar los ajos y cebolla de forma fina. En una sartén se añade un poco de mantequilla y aceite, se deben dejar pochar estos dos ingredientes a fuego lento.
  5. Al momento que se visualice que la cebolla ya está transparente, se debe añadir la harina, removiendo para que se tueste un poco, disponiéndose a preparar la salsa bechamel.
  6. Para conseguir una excelente bechamel, lo ideal es disponer de la leche ya caliente. Utilizando este pequeño truco, se logrará que se integre más fácilmente, obteniendo un resultado profesional.
  7. Con ayuda de unas varillas, se remueve la mezcla, evitando de esta manera que se formen grumos.
  8. Al obtener la consistencia deseada, se debe rectificar la sal y pimienta. Agregándole un poco de nuez moscada, se le da un toque perfecto a la salsa bechamel.
  9. Se colocan los champiñones en una fuente apta para horno y disponer los champiñones de forma que cada uno tenga su espacio, tomando la precaución que serán repartidos en porciones individuales.
  10. Se debe colocar un poco de queso sobre cada champiñón. Seguidamente, se cubre con salsa bechamel y se añade más queso rallado por encima.
  11. Se introducen en el horno a 180ºC, durante aproximadamente 25 minutos. En este tiempo la capa superior se debe haber tostado, y los champiñones se habrán cocido a la perfección.
  12. Finalmente, se pueden servir fríos o calientes, igual serán deliciosos.

También puedes realizar unas patatas con bechamel, para conocer la elaboración presiona clic aquí