Quantcast

30 años de Misery: ¿qué fue de sus protagonistas?

El 29 de noviembre de 1990 se estrenó uno de los mejores clásicos del cine de terror contemporáneo, Misery, la escalofriante película de Rob Reiner, basada en el libro homónimo de Stephen King, que nos dejó algunas escenas consideradas entre las más impactantes de la historia del cine, y a un personaje que sin duda alguna fue perfecto e hizo gala de ese suspenso y terror que caracteriza al filme.

Un éxito en taquilla en aquella época, logró recaudar un poco más de 61 millones de dólares, y se inmortalizó en la cultura cinematográfica como una de las mejores adaptaciones que se ha hecho de alguna novela de Stephen King, destacando en gran medida la magnífica actuación de Kathy Bates, quien en la vida real venció un cáncer de mama, encarnando a la terrorífica Annie Wilkes. Así que vamos a profundizar más sobre esta cinta y sus protagonistas.

Sinopsis de Misery

Sinopsis de Misery

El film nos cuenta una historia tremenda como lo es la de Paul Sheldon, un exitoso escritor de novelas románticas, que se encuentra en ese momento de su vida cansado de escribir ese tipo de historias y decide acabar con la vida de su personaje más exitoso, Misery Chastain.

Tras aislarse en una cabaña en Colorado para escribir una nueva novela con una trama distinta y más seria, Paul regresa a Nueva York y se topa en la carretera con una fuerte tormenta de nieve que lo lleva a sufrir un grave accidente.

A causa del accidente Paul quedó casi inmovilizado y en un estado que lo acercaba más a la muerte que a la vida, sin embargo su inminente fallecimiento fue evitado por Annie Wilkes, una exenfermera que se declaró como su fanática número 1 y sobre todo como admiradora del personaje ‘Misery’, (el que Paul iba a matar). Annie lo rescató y lo llevó a su cabaña ubicada en las montañas para darle los cuidados necesarios por su estado.

Pero todo comienza a dar un giro cuando Annie muestra rasgos de su macabra personalidad, que hacen que el propio Paul considere que su fanática puede padecer algún trastorno mental, y pasados unos cuantos días Annie -que mantuvo aislado a Paul, con la excusa de que las comunicaciones y la carretera no se podían usar debido a la fuerte nevada- se da cuenta  que está obsesionada con el escritor y decide retenerlo, guardarlo, como si fuera un objeto.

En esta especie de secuestro llevado a cabo por Annie, la fan número 1 de Paul, obsesionada con sus libros y su personaje Misery, se desarrolla la trama de una película que presenta una producción tremenda, una historia y ambiente muy estructurado, una buena música, grandes actuaciones y sobre todo un excelente guion que le da esa particularidad que muy pocos filmes pueden lograr, mantenerte con un sentimiento de suspenso y nervios de principio a fin.

Ese ambiente de suspenso, esa ligera sensación de terror en la que te vas sumergiendo poco a poco, mientras vas descubriendo junto al propio Sheldon que la enfermera le está mintiendo sobre los motivos por los que lo mantiene aislado, sensación en la que te terminas de sumergir cuando esta muestra por completo su terrorífica personalidad, hacen de esta obra cinematográfica un thriller perfecto que como dijimos, 30 años después es considerado un clásico.