Quantcast

Cómo hacer un bizcocho de limón con pocos ingredientes

Un bizcocho, es una de las recetas más fáciles, sencillas, y sabrosas de realizar. Además, se pueden preparar de diferentes sabores, como pueden ser: de zanahoria, auyama, piña, chocolate, coco, fresas, entre otros. En esta oportunidad te enseñaremos a realizar un esponjoso y tierno bizcocho casero de limón, el cual se realiza de forma tradicional, utilizando pocos ingredientes, los cuales son de fácil adquisición, o se encuentran presente en la mayoría de nuestras cocinas.

Aunque, la gran mayoría de las recetas para estos bizcochos, generalmente, suelen ser las mismas, nuestras madres y abuelas le dan su toque personal. Por lo general, para su relleno, suele utilizarse mermelada, e incluso nata, además, para cubrirlo utilizan láminas de fresas con crema, todo dependerá del gusto de cada uno.

Pasos para realizar el bizcocho de limón

Ingredientes

  •  4 huevos.
  • 350 gr de azúcar.
  • 300 gr de leche entera.
  • 165 gr de mantequilla.
  • 15 gr de levadura en polvo.
  • 300 gr de harina.
  • Zumo de 1 limón.

Elaboración del bizcocho

Elaboración del bizcocho
  1. Primeramente, se debe precalentar el horno a una temperatura de 180º C.
  2. Seguidamente, engrasa el molde del bizcocho, utilizando un poco de mantequilla.
  3. Luego debes espolvorear con harina tamizada, asegurándote que quede cubierto por completo, esto es para evitar que el bizcocho se pegue a la base.
  4. A continuación, utiliza diferentes bowl, para colocar los ingredientes del bizcocho, y de esta manera, sean más fácil manejarlos.
  5. Coloca a fuego medio una olla convencional, con la leche junto con la mantequilla.
  6. Ayudándote con un colador o un tamizador, procede a tamizar la harina junto con la levadura.
  7. Mientras se calienta la leche, debes mezclar con la ayuda de una varilla eléctrica, bien sea de pie o a mano, los huevos junto con el azúcar, y el limón, durante aproximadamente 5 minutos.
  8. Cuando la leche esté caliente, asegúrate que no hierva, la debes verter en el bowl, y continúa batiendo hasta que se incorpore a la mezcla perfectamente.
  9. Una vez estén bien incorporado los ingredientes, añade la harina y la levadura, que previamente han sido tamizadas.
  10. Finalmente, remueve hasta que todos los ingredientes estén completamente mezclados, consiguiendo de esta manera, una masa homogénea.
  11. Vierte la mezcla del bizcocho, en el molde previamente enmantequillado y tamizado.
  12. Introduce en el horno aproximadamente durante unos 35 a 40 minutos.
  13. Transcurrido este tiempo, con ayuda de un palito de naranja, o brocheta, introdúcelo en el centro del bizcocho, si el palito sale seco ya está listo, de lo contrario, se requerirá unos minutos más en el horno.
  14. Una vez listo el bizcocho, se debe retirar del horno y dejarlo enfriar, de preferencia sobre una rejilla.
  15. Finalmente, terminado tu delicioso y esponjoso bizcocho, podrás disfrutarlo en la merienda, aunque también es delicioso en el desayuno con una buena taza de café con leche.

Puedes conocer otras recetas de sabores para el bizcocho presionando aquí

Diferentes opciones para decorar el bizcocho

Diferentes opciones para decorar el bizcocho

Con azúcar glas

Ingrediente

  • 2 cucharaditas de zumo de limón.
  • 1 cucharadita de agua.
  • 50 gr. de azúcar glas.

Preparación

  • Antes de comenzar a decorar, debes cerciorarte que el bizcocho esté completamente frío, preferiblemente dejarlo de un día para otro.
  • Para preparar el glaseado, se necesitará un bowl, en el cual se deben mezclar las cucharaditas de limón, el agua, junto con el azúcar glas.
  • Ayudándote con una cucharilla lo mezclas muy bien, y debe quedar una preparación fluida.
  • Finalmente, vierte la mezcla por encima del bizcocho.
  • Otra opción, si lo prefieres es espolvorear el bizcocho con azúcar glas por encima.

Crema de limón para tortas

Crema de limón para tortas

Esta crema de limón se puede utilizar bien sea para decorar, o rellenar los bizcochos. Es una crema deliciosa y fácil de preparar, su procedimiento es el siguiente:

  1. Primeramente, se debe batir la mantequilla con el azúcar, debes asegúrate que éstas queden bien mezcladas, seguidamente, se debe añadir el zumo y la ralladura de limón.
  2. Se debe unir todo vigorosamente, asegurándote que quede una mezcla homogénea.
  3. Una vez lista la crema, se debe llevar al refrigerador hasta el momento de usarla.
  4. Si deseas, a esta crema de limón, se le puede añadir 300 cc de crema de leche, aportándole de esta manera una textura y un sabor diferente.
  5. Otra sugerencia, es añadir ½ cucharada de almidón o maicena, la cual aporta densidad sin modificar el sabor, e incluso, algunas personas les gusta batir, y agregar, dos huevos. Una vez preparada es aconsejable dejarla un rato en la nevera, ya que de esta manera tomará buena temperatura y estará perfecta para aplicar al bizcocho.
  6. Si deseas potenciar aún más fuerte el sabor del limón, la forma más fácil de realizarlo, es rallar la parte amarilla de la piel del limón, la cual debe añadirse al bowl junto al zumo de limón.

Por qué no sube el bizcocho

Por qué no sube el bizcocho

Generalmente, es una receta típica y sencilla. Conseguir que el bizcocho tenga volumen, y, además, sea tierno y esponjoso tiene sus trucos. A continuación, te explicamos algunas de las razones por las cuales no levanta el bizcocho

  • Te has olvidado de la levadura: olvidarse de este ingrediente, o añadir demasiado, es una de las razones principales por la cual no sube el bizcocho.
  • La masa está demasiado líquida o muy espesa:  la masa debe tener una consistencia intermedia, es decir, no puede estar ni muy espesa, ni muy liquida. Si es el caso que te haya quedado líquida, le puedes agregar harina, y si es que quedó espesa, en este caso, agrégale leche
  • La temperatura del horno no es la adecuada: debes asegurarte que el horno esté precalentado, para no olvidarlo, es recomendable encenderlo a una temperatura de 180ºC, con calor solo abajo, mientras estás preparando la mezcla del bizcocho. De esta forma, el aire sube de abajo hacia arriba, haciendo que el bizcocho suba de volumen de la misma manera.