Ayuno interminente: los errores en la dieta que te impiden conseguir resultados

Cada año podemos ver cómo distintas dietas se ponen de moda y, en estos últimos meses, la dieta que más ha sonado es la del ayuno intermitente. Según dicen, el ayuno intermitente no solo sirve para bajar de peso, sino también para disminuir los niveles de insulina y azúcar en sangre, así como incrementar la quema de grasa y mejorar la concentración.

Sin embargo, si no realizas esta dieta correctamente, no observarás ningún resultado ni en tu físico ni en el nivel anímico. Recuerda que, antes de empezar a seguir un plan de dieta, debes consultar con un profesional que te asesore y te haga ver los pros y contras que tiene y si es adecuada para ti.

BENEFICIOS EL AYUNO INTERMITENTE

Pérdida De Peso Con El Ayuno Intermitente

Entre los numerosos beneficios que atribuyen a seguir el ayuno intermitente están:

  • Pérdida de peso: en distintos estudios se ha comprobado que el ayuno hace que el organismo utilice las grasas como principal fuente de energía, en lugar de lo que suele utilizar que es el azúcar, de este modo ayuda a perder peso.
  • Regulación de los niveles de azúcar en sangre: al realizar el ayuno intermitente y acelerar el metabolismo, puede observarse un efecto positivo al regularse los niveles de azúcar en sangre, ya que aumenta la sensibilidad del organismo a la insulina.
  • Mejora en la digestión: el metabolismo no solo se ve acelerado, sino también estimulado y se refleja en una regulación de los movimientos del intestino, así como en la digestión en general.
  • Función cerebral: te estarás preguntando qué tiene que ver el ayuno intermitente con el cerebro, pues tiene mucho. Esto se debe a que este tipo de dieta promueve la producción de proteína en el cerebro, la cual es necesaria y esencial para que haya una buena salud cerebral.

Sin embargo, muchas personas que intentan seguir esta dieta comenten una serie de errores que hace que no observen el resultado esperado.