Quantcast

Qué es un préstamo

Un préstamo es una operación financiera en el que una persona que actúa como prestamista, otorga un activo a otra persona a través de un contrato o acuerdo. El préstamo se hace a cambio de la obtención de un interés, es decir, el dinero prestado se cobra con intereses.

Los préstamos se consideran una operación financiera de prestación única y contraprestación múltiple debido a los ‘abonos de las cuotas’. La devolución del préstamo se hará de acuerdo a la duración, interés y acuerdos establecidos, que permitan devolver el principal del préstamo con los intereses.

Lea TAMBIÉN:QUÉ ES LA RISOGRAFÍA

En el mundo financiero, existen diferentes préstamos. Están los préstamos simples que son aquellos que no se pagan periódicamente los intereses y aquellos préstamos con sistemas americanos que tienen el pago periódico de intereses.

En algunas oportunidades, los préstamos son de prestación y contraprestación única, ya que hay un acuerdo entre partes donde se pacta la devolución total con un interés al final.

¿Cuáles son los elementos que conforman un préstamo?

¿Cuáles son los elementos que conforman un préstamo?

Para trabajar o recibir algún préstamo es necesario que conozcas los elementos que conforman dicha transacción.

Capital principal: se refiere a la cantidad de dinero que se ha prestado y sobre la que se pagará un interés en función de la duración del préstamo y riesgo del adquirente del préstamo.

Interés: significa que es el coste financiero del préstamo. El interés es aquel cargo que se cobra por la utilización de dinero o capital ajeno durante un tiempo, y viene representado en porcentaje sobre el principal.

Cuota: son cada uno de los pagos de devolución donde son repartidos el principal y el interés.

Plazo: se refiere al tiempo fijado durante el cual se va a utilizar el préstamo. El plazo contará desde que se inicia el contrato hasta que se abone la última cuota, devolviendo así la totalidad del principal y sus intereses.

Prestamista: se le llama así a la persona que presta el dinero y a quien se le cancela intereses.

Prestatario: es aquella persona que recibe el préstamo y debe devolverlo conforme a lo pactado.

Tipos de préstamos

Tipos de préstamos
  • Préstamo Hipotecario

Este tipo de préstamos además de la garantía personal de pago, también se incluye una denominada ‘garantía real’ que consiste en la hipoteca de un bien inmueble.

Esto quiere decir que en caso de incumplimiento de pagos, el banco puede quedarse con la vivienda sujeta a hipoteca y convertirse en el nuevo propietario.

En este tipo de préstamos el tipo de interés suele ser más bajo que en el resto de los préstamos y casi siempre la cantidad que se presta nunca supera el 80% del valor de la vivienda utilizada como aval.

  • Préstamo participativo

Es un instrumento financiero intermedio entre el pasivo financiero a largo plazo y el capital social al que puede recurrir cualquier empresa. En este caso, el tipo e interés es normalmente variable teniendo en cuenta la evolución de la empresa.

El préstamo participativo es considerado patrimonio contable a efectos de una reducción de capital y liquidación de empresas. Los intereses devengados de este tipo de préstamos son deducibles a efecto de la base imponible del Impuesto sobre Sociedades.

  • Préstamo inter-empresarial

Son préstamos donde un profesional o empresario presta o concede a otro una determinada cantidad de dinero en el desarrollo normal de su actividad empresarial. Suelen ser menos costoso y no requieren de la intermediación bancaria.

  • Préstamo a través de crowdlending

Se trata de préstamos entre particulares, entre los que tanto empresas como particulares reciben una cantidad de dinero procedente de un conjunto de inversores. Estos prestan una determinada cantidad a cambio de rentabilidad. Todo este proceso es gestionado a través de plataformas de crowdlending.

Garantías para el prestamista

Garantías para el prestamista

Para que exista una seguridad de que el prestamista recibirá el importe prestado, existe la posibilidad de pedir una garantía o aval al prestatario.

Dichas garantías pueden ser las siguientes:

  • Préstamos con garantía personal: aquellos que se conceden teniendo en cuenta la solvencia personal del prestatario o de alguna tercera persona con papel de avalista.
  • Préstamo con garantía pignoraticia: con la que se asegura el pago del crédito con un bien mueble dado en prenda. Es decir, el prestamista le solicita al prestatario un bien que le será devuelto en el momento de devolución del préstamo.

Crédito y préstamo ¿es lo mismo?

Crédito y préstamo ¿es lo mismo?

Aunque el crédito y el préstamo son similares, tienen bien marcadas sus diferencias. En lo que respecta al crédito, el banco proporciona una cuenta al cliente donde éste accederá a la cantidad que necesita.

El cliente suele ir pagando el crédito solicitado de forma periódica con los gastos e intereses añadidos por la entidad.

Un préstamo, es aquel en el que el banco pone a disposición del deudor una cantidad fija de dinero pero esta debe ser devuelta junto a los intereses en un tiempo determinado.

Suele ser una operación a corto o largo plazo que se amortiza en cuotas regulares a medida que el cliente lo va pagando.