Quantcast

Cómo hacer paso a paso el marmitako vasco

El marmitako es un plato por excelencia de la gran cocina vasca. Su peculiar nombre significa ‘de la marmita’ y es un platillo estilo guiso hecho principalmente de bonito, patatas, cebolla y tomate.

El marmitako, conocido como sorropotún en Cantabria y marmite en Francia, es un plato basado en thunnus que no es más que atún blanco o bonito del norte.

Lea TAMBIÉN: LA RECETA PARA HACER UNOS PANECILLOS DE HAMBURGUESA CASEROS MÁS SALUDABLES

Se dice que el marmitako se originó con los pescados asturianos y vascos, quienes preparaban el buen guiso y lo servían caliente en una gran cazuela de barro.

La palabra marmitako tiene su origen en el término francés ‘marmite’ y es empleado para hacer referencia a una olla metálica. Se dice que la adaptación euskera añadió el sufijo ‘tako’ y entonces quedaría el significado como ‘lo que hay’.

Es decir que marmitako se puede traducir como ‘lo que hay en la olla’, una frase que al parecer era usada por los pescadores vascos tras volver de la rutina. Anteriormente los pescadores guisaban con el bonito nabos y castañas, pero conforme se actualizó la historia también la receta.

Marmitako, un plato de pescadores

Marmitako, un plato de pescadores

El marmitako de bonito vasco o marmita de bonito (Cantabria), es un plato típico del Cantábrico oriental y el plato por excelencia de la cocina vasca.

Pero se dice que es un plato de excelencia por pescadores, pues justamente se hace durante los meses de junio a septiembre, cuando la temporada de pesca del bonito es alta.

Como lo mencionamos anteriormente, se dice que el origen se encuentra en los pescadores del norte de España. El marmitako era un alimento para la tripulación de los barcos pesqueros vascos.

Como los cocineros de los barcos tenían pocos ingredientes para elaborar la comida, hacían una especie de guiso con algo de pescado y patatas y era más que suficiente.

El marmitako fue considerado por un buen tiempo como una comida de verano, solo por el hecho de que cuando llegaban los meses ‘cálidos’, era cuando la temporada del bonito estaba más alta.

Por mucho tiempo se pensó que los marineros no eligieron el bonito para preparar el marmitako, solo agarraban cualquier pescado roto por redes y sin escaso valor comercial. Lo echaban en una olla con cualquier ingrediente que tuviesen a la mano y el resultado era perfecto.

Pero con el tiempo eso pasó a la historia, un buen día alguien tomó el bonito lo unió con cebollas, tomates y patatas y resultó el mejor platillo del mundo.

Paso a paso para preparar el mejor marmitako vasco

Paso a paso para preparar el mejor marmitako vasco

Para hacer el tradicional marmitako vasco necesitarás lo siguiente:

Ingredientes

  • 200 gr de bonito
  • 1 Cebolla pequeña
  • 1 Pimiento verde
  • 2 Patatas grandes
  • 1 Diente de ajo
  • 1-2 Pimientos choriceros secos
  • 1 Tomate pequeño (opcional)
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva
  • Vino blanco
  • Agua
  • Sal

Preparación

Lo primero que debes hacer es cortar las verduras en trozos pequeños. En el caso de las patatas debes pelarlas y ‘romperlas’ en lugar de cortarlas.

En un sartén con aceite, sofríe la cebolla y deja que se dore ligeramente. Añade el pimiento verde y deja que se cocine durante unos minutos.

Añade las patatas y el ajo y deja cocinar durante 3 minutos más. Agrega el vino, aproximadamente un vaso, si deseas añadir más no hay problema.

Agrega el pimiento choricero. Puedes usar una o dos cucharadas de pimiento choricero o pimientos choriceros secos. Si utilizas los choriceros secos debes hidratarlos previamente, es decir debes tenerlos en agua un rato para luego quitar la piel y dejar la carne.

Ahora agrega el agua, suficiente para que pueda cubrir las verduras y añade sal al gusto. Tapa la olla o el sartén y deja cocinar a fuego lento durante 10 minutos. Debes dar vueltas cada cierto tiempo y si es necesario agrega más agua. La idea es que te quede una mezcla ligera, no tan espesa.

En tal caso que decidas utilizar tomate puedes añadirlo al final de la mezcla. Puedes trocearlo, picarlo en julianas o utilizar un rallador de queso para rallarlo de manera que quede como especie de salsa. No es necesario tampoco y su ausencia en el platillo no cambia el sabor ni el resultado final.

Una vez que hayas comprobado que las patatas están completamente hechas, el marmitako está casi listo. Recuerda que debe ser una mezcla jugosa, no reseca.

Corta el bonito en pedazos del tamaño de un bocado y añade al sartén y deja que se cocine durante 2 a 3 minutos. Cumplido el tiempo, retira y sirve directamente con un poco de perejil fresco y acompañado de algunas tostadas si deseas.

En caso que no lo desees tan caliente, espera que enfríe durante aproximadamente 10 minutos y sirve pero mayormente el marmitako se sirve recién salido del sartén.

Como dato extra puedes sellar el bonito antes de usarlo en el guiso, esto da un sabor extra y ayudará a mejorar los jugos.