Quantcast

¡Toca dieta! Cómo quemar los 5 kilos que vas a engordar en Navidad

Es la misma historia de siempre todas las navidades. La cuesta de enero, para muchos, no se nota solamente en el bolsillo. También se deja sentir en la báscula y en la dieta, que por lo general nos lleva a luchar por purgar los excesos alimenticios de estas fechas. Ya han pasado dos de las grandes comilonas de las fiestas, que son la cena de Nochebuena y la comida de Navidad, pero aún queda Nochevieja, Año Nuevo, Reyes…Varias ocasiones ideales para dejarnos llevar y seguir ganando kilos. Por eso, es imposible disfrutar de los turrones sin pensar qué es lo que haremos en unas semanas para remediar estos excesos de azúcares y calorías.

Habrá quien tenga ya la costumbre y la carrerilla cogida y el mismo 6 de enero empiece ya a alimentarse a base de repollo y brócoli. Lo cierto es que a la mayoría de los mortales nos cuesta pasar de la despreocupación y los atracones navideños a la angustia de la báscula y la desescalada de kilos. Lo mejor para conseguir bajar esos kilos de más es organizarse, mentalizarse de lo que está por venir y tener muy claro qué vamos a hacer y cómo vamos a hacerlo. Si lo dejamos todo para última hora, si no prevemos el modo en que queremos deshacernos de estas calorías, nos va a resultar mucho más difícil conseguirlo. Aquí te contamos cómo puedes ponerte a dieta en enero para dejar atrás los excesos propios de la Navidad.

¡A moverse!

dieta

Como ya habrás imaginado, no basta con cambiar los hábitos alimentarios y tomarse unas tazas de té verde. Nuestro cuerpo no hace magia. Es necesario también hacer ejercicio físico, de forma moderada, pero también constante. En este sentido, juegan a tu favor las tradicionales promesas que nos hacemos en año nuevo. Una de las más comunes es la de hacer más deporte (salir a correr, a caminar o apuntarnos al gimnasio). Aunque a mediados de febrero vayas a desistir, si te mantienes firme el primer mes del año podrás deshacerte con facilidad del sobrepeso que se te ha subido a los michelines en las comidas de Navidad.

Como decíamos, no hace falta que te mates a pesas ni que corras un maratón. De hecho, con salir a caminar durante un tiempo determinado y siguiendo ciertas pautas puedes perder peso sin mayores problemas. Para perder, por ejemplo, medio kilo por semana, deberás caminar unos 10.000 pasos diarios, lo que implica patearse unos siete kilómetros cada día. Dependiendo de tu ritmo, eso implica entre una hora y media y dos horas.. de caminata. Eso sí, si tienes entre 18 y 40 deberás aumentar la distancia hasta los 12.000 pasos al día, casi diez kilómetros, para notar que los kilos de más empiezan a irse.