Quantcast

Madrid destina un 25% más de presupuesto a prevenir el absentismo escolar

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado el nuevo contrato del Programa de Prevención y Control de Absentismo Escolar, que cuenca con un incremento del 24,89% en su dotación.

Así lo ha expuesto la portavoz de la Corporación local, Inmaculada Sanz, tras la Junta de Gobierno celebrada este martes. En este sentido ha indicado que el aumento del presupuesto del contrato se traduce en la incorporación de cinco nuevos trabajadores en el programa y una apuesta por el trabajo en red para abordar el absentismo desde las diferentes problemáticas familiares.

En el marco de un convenio con la Comunidad de Madrid, el contrato tendrá un importe plurianual de 4,7 millones de euros hasta el 31 de julio de 2023. Las líneas prioritarias, enfocadas en la prevención del absentismo y la detección de los casos, estarán encaminadas a potenciar y apoyar la incorporación y permanencia de los menores a la educación infantil y primaria, siendo muy importante también el trabajo realizado en el paso a la educación secundaria obligatoria.

La falta de asistencia a clase suele ir asociada, según han indicado, a una “compleja situación” familiar que requiere ser abordada desde una perspectiva “multidisciplinar” donde, además de contar con profesionales expertos en absentismo escolar, participen profesionales procedentes de los Servicios Sociales, de los centros educativos, Agentes Tutores de la Policía Municipal y entidades y asociaciones sin ánimo de lucro.

Para la ejecución del nuevo contrato se incrementa en cuatro el número de educadores sociales, pasando de 59 a 63, además de un auxiliar administrativo de apoyo, y se mantiene el número de horas anuales de prestación del servicio por parte de los educadores en 1.446 y de los coordinadores en 1.680 horas.

Entre los 342.667 alumnos escolarizados en la ciudad de Madrid en el curso 2019-2020 se ha producido un porcentaje de absentismo del 0,73 %, con 2.412 casos activos frente al 0,67 % del año anterior.

EL PROGRAMA SIGUIÓ FUNCIONANDO DURANTE EL CONFINAMIENTO

Durante el confinamiento, el programa siguió funcionando de forma telemática con los alumnos y sus familias, a través de llamadas telefónicas y videollamadas, enfocado fundamentalmente en la prevención.

De marzo a junio, el programa contó con 53.129 actuaciones temáticas, de las cuales 24.160 fueron seguimientos con los menores y sus familias y 27.237 coordinaciones con centros educativos, servicios sociales y otros recursos. En total se atendió a 17.530 menores de manera sistemática, lo que permitió detectar otras problemáticas sociales relevantes en las familias. El refuerzo del programa de absentismo figura como uno de los puntos de los Acuerdos de la Villa, suscritos en el mes de julio.