Quantcast

Jordi Cruz: de delincuente juvenil a un crack ‘crítico’ de la cocina en Masterchef

Jordi Cruz se ha hecho un personaje muy conocido para el público por ser el miembro del jurado más crítico de todas las versiones de Masterchef. Sin embargo, la trayectoria del catalán es intachable y ha conseguido ser uno de los cocineros más importantes del país. El otro día se anunciaron las Estrellas Michelín de 2021 y Jordi Cruz, además de revalidar las tres que posee en su restaurante ABaC, consiguió la primera en su nuevo establecimiento, A Tempo.

Pero la vida del cocinero no ha sido un cuento de hadas y le ha costado mucho conseguir todo este éxito profesional. Por este motivo, te vamos a contar cómo Jordi Cruz pasó de ser un delincuente juvenil a ser un crack ‘crítico’ de la cocina.

LA DÍFICIL INFANCIA DE JORDI CRUZ

Jordi Cruz: de delincuente juvenil a un crack 'crítico' de la cocina
Fuente: Pronto

Jordi Cruz nació un 29 de junio de hace 42 años en Manresa (Barcelona). Era el más pequeño de seis hermanos de una familia muy humilde. Al ser tantos en casa, el catalán sentía que no recibía todo el cariño que necesitaba, por lo que lo buscaba fuera de casa: “Yo buscaba cariño desesperadamente, tener amigos y sentirme más integrado. Buscaba continuamente el reconocimiento de la gente para que entendieran que no era tonto”.

Una vez, al joven Jordi Cruz se le ocurrió robarle 10.000 pesetas de aquel entonces a su madre para comprarle chucherías a todos los compañeros de su clase. En otra ocasión, Jordi junto a su hermano prendieron fuego a un campo cercano a su casa. Todo se quedó en un susto y no provocaron ningún daño. Según cuenta el catalán, el descubrir la cocina de casualidad fue lo que hizo que no acabara convertido en todo un delincuente juvenil.