Quantcast

Cómo hacer unos churros deliciosos para levantar a cualquiera con su olor

¿A quién no le gustan unos ricos churros crocantes? Este delicioso postre es popular en diferentes partes del mundo, en incluso existen algunas fábricas de churros, las cuales son conocidas en algunas partes como churrerías.

Pero sin importar dónde sean preparados, la receta de los churros suele ser prácticamente la misma: mezclar harina, sal y agua, para luego darle forma de un bastón recto o un lazo y freírlos. Con esta guía podrás preparar unos churros que podrás levantar a cualquiera con su olor, ya sea en la mañana para el desayuno o en la tarde para una merienda.

Origen

Churrerías

No está muy claro el lugar o la época en la que fueron inventados los churros. Algunas teorías apuntan a que los portugueses los exportaron desde China a Europa. Esta idea sugiere que la receta original de los churros es una variación de la tradicional masa de youtiao (o youshagui) del sur de China, pero en lugar de usar la técnica tirar la masa para prepararla, se sustituyó con el uso de la manga pastelera para darle a la masa su característica forma de estrella.

Aunque existen algunas hipótesis de que los churros en realidad tuvo su origen en España. Se cree que este postre fue inventado como un sustituto del pan freso, ya que la mesa de los churros es más sencilla de producir y se podía freír a fuego abierto. Pero sea cual sea su origen, todos aman este postre.

Ingredientes

Ingredientes para churros

Para esta receta de churros vas a necesitar lo siguiente:

  • 1 cucharadita de sal.
  • 250 mililitros  de agua.
  • 250 mililitros de harina de trigo.
  • Aceite de girasol.

Preparación

Preparar churros
  1. Para comenzar debes calentar el agua junto con la sal en un caso. Deja que hierva. Mientras puedes agregar la harina a un amplio bol que esté limpio.
  2. Una vez que el agua hay alcanzado su punto de ebullición, agrégala al bol junto con la harina. Con ayuda de una chuchara de madera, mezcla los ingredientes hasta que obtengas una  compacta y pegajosa masa.
  3. Deja que la masa se enfríe un poco antes de usarla para rellenar la manga pastelera. Asegúrate de ir eliminando el exceso de aire mientras vas rellenando la manga para que la masa quede compacta en su interior. Esto es fundamental para que los churros te salgan perfectos y no tengas problemas a la hora de freírlos.
  4. Una vez que la manga esté rellena, sobre un paño de cocina limpio ve haciendo algunos churros.  De esta forma se irán enfriando y no se abrirán al momento de freírlos.
  5. Hecho esto, en una sartén grande pon a calentar una abundante cantidad de aceite. Sabrás que podrás comenzar a freír cuando esté entre unos 195° y 200°C.
  6. Deja que los churros se cocinen hasta que comiencen a ponerse doraditos. Puedes ir dándoles vuelta constantemente para evitar que se quemen.
  7. Luego de esto, puedes ir sacándolos del aceite e ir dejándolos sobre algún plato o bandeja cubierta con papel absorbente de cocina para que se escurran del exceso de aceite.

Y listo así se sencillo es hacer unos deliciosos churros caseros. Si lo deseas puedes espolvorearles un poco de azúcar mientras están calientes para endulzarlos un poco. Luego podrás comerlos con una taza de café con leche o bien puede ser una taza de chocolate caliente bien espeso.

Receta para chocolate caliente

Chocolate caliente

Si te gustan los churros, te encantarán aún más si los remojas con un delicioso chocolate caliente. No importa si lo preparas para el desayuno o la merienda de la tarde, este será un maravilloso bocadillo para disfrutar con tu familia.

Ingredientes

Chocolate para fundir

Para preparar el chocolate caliente vas a necesitar lo siguiente:

  • 1 taza de agua.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 2 tazas de leche líquida.
  • 2 cucharadas de maicena.
  • 100 gramos de chocolate para derretir.
  • Azúcar.

Preparación

Chocolate fundido
  1. Para comenzar debes derretir el chocolate en baño María. Para ello debes calentar agua en una olla grande. Luego coloca el chocolate dentro de una olla más pequeña y déjala flotar en el interior de la olla grande.
  2. Deja que el chocolate de derrita por completo. Puedes usar una cuchara de madera para removerlo y así ayudar a que se derrita más fácilmente.
  3. Cuando el chocolate se encuentre totalmente líquido, retíralo del baño María.
  4. Luego agrega la leche líquida junto con el agua y pon la olla a calentar a fuego bajo mientras vas removiendo la mezcla. Deja que se reduzca por unos 15 minutos.
  5. Mientras puedes disolver la maicena en con poco de agua o leche y luego añádela a la mezcla del chocolate junto con la esencia de vainilla.
  6. Remueve por unos 2-5 minutos más mientras le vas agregando azúcar a tu gusto.
  7. Finalmente cuando ya esté bien espeso, retira la olla del fuego y sirve.

Y listo, así de sencillo es preparar un delicioso chocolate caliente bien espeso para tus churros.