Quantcast

Cómo hacer una bechamel con cebolla

La deliciosa bechamel con cebolla es originaria de la gastronomía francesa, ésta puede ser utilizada tanto como acompañante de platos con carnes o pescados, e incluso para elaborar croquetas, lasañas o canelones.  El añadirle cebolla a la salsa resalta más sabor.

Aunque su elaboración es fácil, requiere de mucha atención en su cocción, dado que puede quemarse fácilmente, y muy especialmente sucede esto con la harina y la mantequilla. Para que no te suceda esto recuerda que lo que se requiere es muy poco tiempo de cocción, solo lo necesario para eliminar el sabor a crudo. Al integrarle cebolla, por lo general, reduce la posibilidad de quemarse, y ayuda a la eliminación de los grumos, por lo que es recomendable elaborara siempre de esta manera.

Realizar esta salsa es sencilla, solo se deben seguir los pasos indicados para que no se formen grumos, además, de proporcionarles un sabor diferente.

Ingredientes:

Cómo hacer una bechamel con cebolla
  •  500 ml de leche de vaca o vegetal.
  •  50 gr de mantequilla.
  •  50 gr de harina de trigo o de maíz.
  •  1 cebolla.
  •  2 cucharadas soperas de aceite de oliva.
  •  1 pizca de sal y 1 pizca de nuez moscada.

Procedimiento

Procedimiento para la salsa de bachamel
  1. La cebolla debe estar pelada y picada en trozos pequeños (si tienes pensado triturarlas al final, debes cortarlas en trozos más grandes).
  2. Debes colocar un sartén al fuego medio, calienta la mantequilla y las 2 cdas de aceite.
  3. Cuando esté derretida la mantequilla, agrega la cebolla y permite que se fría hasta que adquiera un color sin llegar a quemarse.
  4. Mientras calienta la leche durante un minuto en el microondas (en caso de utilizar una leche vegetal más suave, como la leche de arroz o de almendras, inclusive la leche de avena).
  5. Al dorar la cebolla, debes incorporar la harina, recuerda que puedes utilizar harina de maíz o si prefieres, maicena para hacer la salsa sin gluten.
  6. Durante 1 minuto, debes cocinar la harina con la cebolla, teniendo presente la importancia de cocer la harina de trigo para que la salsa no adquiera sabor a harina cruda. Si utilizas harina de maíz no sucede esto.
  7. Ayudándote de unas varillas metálicas, comienza a incorporar la leche caliente despacio, es decir, poco a poco, mezclando bien para obtener una masa cremosa.
  8. Vierte otro poco de leche, continúa removiendo con las varillas y mezclando, realizando este proceso no se formarán grumos en la harina.
  9. Cuando falte poco para estar lista, añade un poco de sal y nuez moscada, con estos ingredientes resaltarás el sabor de la salsa, verifica si necesita un poco más de sal.
  10. Sabrás que está lista cuando quede una crema espesa, si la prefieres más ligera, añade leche poco a poco, puesto que, debes agregarla para que quede como deseas.
  11. ¡La salsa bechamel ya está lista!, pero si no te gusta los trozos de cebolla tritúrala hasta formar una salsa lisa.

Puedes acompañar carnes, pescados, verduras, etc con tu salsa bechamel, también es perfecta para croquetas, y lasañas. También puedes conocer como preparar la salsa bechamel con patatas, para ello ingresa aquí

Consejos para una fabulosa salsa bechamel

  1. Puedes sustituir la harina de trigo por maicena o por harina de maíz.
  2. La mantequilla por aceite de oliva.
  3. Si eliges la harina de maíz, es importante tomar en cuenta que ésta no se cocina.
  4. La nuez moscada debes, muy poco ya que su sabor es demasiado fuerte.
  5. El bacon también puedes agregarlo a la salsa bechamel, añadiéndolo en pedazos cuando la cebolla esté a punto de estar lista.
  6. Para verificar que la bechamel está en su punto, debes removerla y la misma se debe separar de las paredes sin que queden rastros.
  7. Para hacer la salsa sin lactosa, solo debes eliminar la mantequilla ya agregar más aceite.
  8. Si no vas a utilizar la salsa bechamel al momento, colócale papel film por encima tocando la crema, esto evitará que se formen costras. Ingrésala a la nevera hasta su utilización.

Diferencia entre salsa blanca y salsa bechamel

Diferencia entre salsa blanca y salsa bechamel

No agregar las cantidades exactas de mantequilla, harina y leche: La salsa bechamel se prepara a partir de la cocción de harina con mantequilla, a la cual se le va agregando leche, pero para que quede perfecta, se debe tener la precaución de utilizar las cantidades exactas de los ingredientes, como resultado, obtendrás la próxima vez que la prepares que te quede en su punto. Para ello, estas son las cantidades exactas a tener en cuenta para cada ingrediente: 

En caso de preparar un litro de salsa se necesitan:

  • 1 litro de leche
  • 45 gr de harina de trigo
  • 55 gr de mantequilla
  • 10gr de sal

Confundir la salsa bechamel de los canelones con la de las croquetas

A la salsa bechamel para las croquetas se le debe añadir más harina de lo normal, como resultado quedará más espesa. También suele llevar otro ingrediente como: jamón, queso o pollo.

Cocinar la mantequilla con la harina (el roux) demasiado rápido y sin prestarle atención 

El roux es la cocción de harina con mantequilla (manteca). La forma correcta de preparar esta cocción es: colocar en un sartén pequeño a fuego lento la mantequilla, esperar a que se derrita y posteriormente, agregar la harina, la cual previamente es mejor pasar por un tamiz para que no se formen grumos, seguidamente, se debe cocinar de poco a poco por un tiempo de 5-8 minutos, cuidándola constantemente para que no se quemen

Agregar la leche de golpe o muy fría

Es prioritario que la leche sea agregada de poco a poco, la cual debe estar previamente hervida, ya que debe estar caliente al momento de verterla a la preparación.

La finalidad de agregarla de esta forma es evitar que se formen grumos, e igualmente, damos tiempo que la harina se integre con la leche.