Quantcast

Cómo hacer la bechamel para los canelones para que quede suave

La salsa bechamel y los canelones son una excelente combinación para el disfrute y goce de una comida familiar o reunión de amigos, acompañadas de pan tostado con mantequilla y hiervas, un buen vino o por sí solo, es una explosión de sabores difícil de rechazar. En el siguiente artículo hablaremos un poco sobre que son los canelones, la salsa bechamel y sus orígenes, así como recomendaciones y como preparar la salsa bechamel

Definición de Canelones

Definición de Canelones

Los canelones son un enigma, pues se dice que los mismos empezaron sus andanzas en Italia, hoy por hoy se consume en muchos países con tantas ansias por la combinación de ingredientes y sabores que alegra el alma.

Una combinación que aun llenos se quiere más de esa pasta con huecos rellenas de sabores indescriptibles. Pero a ciencia cierta no se conoce sus orígenes pues muchos se atribuyen donde se origina. China. Italia, los musulmanes o árabes. Lo cierto es que de ese viaje inexplicable llego a donde tenía que llegar y disfrutar de su deliciosa combinación. Por eso, tienes que tienes que saber cómo hacer bechamel.

La Pasta no llego a Italia desde China gracias al navegante Marco Polo, sino por Sicilia, empujada por los árabes. Según se ofrece otra teoría que tienen en común a Sicilia y a los musulmanes, que no a los citados árabes. Se trata de norteafricanos que comerciaban con fideos en Trabia, en la provincia de Palermo, que hacían una bechamel que quede suave.

En Italia se habla de los canelones como de un plato tradicional, sim embargo es sumamente ilógico ubicarlo en una sola región y en un solo tiempo, pues se consume en muchas partes.  Se dice que surgió  después de la segunda guerra mundial, y se puede relacionar con  la cocina romaña. Pasta rellena con cualquier tipo de carne, aliñada y sazonada de tal manera que es una explosión de sabores bañada en salsa bechamel.

Definición de salsa bechamel e historia:

Definición de salsa bechamel e historia:

La salsa bechamel considerada una de las 5 salsas madre de la cocina francesa, aunque se alega que nació en Italia, ubicándose en Francia gracias a Catalina de Medicis. Esta mujer que nació en Florencia se casó en 1533 con el monarca francés Enrique II. Apreciaba la buena comida y por ello contaba con sus propios cocineros que la complacían en sus gustos culinarios, aportando nuevas ideas, nuevas recetas, innovadoras o modificando rectas ya antiguas dándoles ese toque que las hacia diferente.

La salsa bechamel es la base para elabora otras salsas dentro de la cocina gastronómica

Recomendaciones para que quede una salsa más suave

Recomendaciones para que quede una salsa más suave.

Para preparar esta salsa se requiere de ingredientes tan básicos como mantequilla, leche, harina de trigo, aceite, especias combinados de tal manera que la salsa tenga ese sabor maravilloso para cubrir los canelones.

Hay muchas técnicas para elaborar la salsa, entre ellas tenemos tamizar la harina o maicena por un colador, para evitar que se cuele cualquier grumo de la misma en la preparación o cualquier resto de desperdicio, al igual que seguir las indicaciones de las cantidades a utilizar por cada ingrediente para así no estropear la preparación final de la salsa, pues si alteramos alguna cantidad como por ejemplo más harina podemos correr el riesgo que espese demasiado o se llene de grumos, demasiada sal estropea el sabor de la salsa, mucha mantequilla la torna más grasosa.

Por eso es importante mantener los ingredientes en las proporciones específicas para mantener un resultado requerido. Esta salsa su preparación es más sencilla de lo que parece, obteniendo un resulto único para combinar con los canelones.

El tiempo de cocción y la temperatura de la misma en la cocina, es importante también para obtener una salsa bechamel perfecta pues no podemos exagerar con una llama excesivamente intensa o más tiempo de lo requerido pues se nos puede quemar y perdería su encanto.

Procedimiento para elaborar una salsa bechamel para canelones más suave

Procedimiento para elabora una salsa bechamel para canelones más suave

Una vez obtenido los ingredientes en sus medidas específicas para obtener a la cantidad requerida de salsa, se deben mezclar paso por paso, por ejemplo si utilizamos harina, leche, mantequilla, sal y otros ingredientes se tiene que hacer lo siguiente:

Primeramente se procede a tamizar la harina para evitar grumos o brozas en la misma, es recomendable hacer esto de tamizar la harina con cada preparación que hagamos en nuestras comidas. Una vez tamizada se reserva.

En una olla se coloca la mantequilla a derretir y se le agrega una parte de la harina, revolviendo rápido para que no se hagan grumos, una vez unidos estos dos ingredientes, se procede a colocarle una parte de la leche y seguir batiendo constantemente hasta que vaya espesando, esta es la clave de la salsa en las cantidades exactas.

Mientras tanto en otra olla se coloca el resto de la leche a hervir y se va agregando de a poco la harina, se bate con firmeza para que no se formen grumos, bien sea en círculos manteniendo la harina y la leche en constante movimiento.

Estas preparaciones se realizan a fuego lento para que no se queme la salsa, Se unen ambas preparaciones sin dejar de remover, se le agrega el punto de sal, pimienta que se desee. Una vez terminada de cocinar se debe retirar del fuego pues la salsa se seguirá cocinando aun este apagada la cocina, por eso el tiempo de cocción no debe ser mayor del requerido unos 15 o 20 minutos, a lo mucho, solos los necesarios para obtener la consistencia deseada en nuestra salsa.

Utilización de la salsa bechamel en los canelones

Utilización de la salsa bechamel en los canelones

Una vez elaborada nuestra salsa bechamel en la consistencia deseada procederemos a colocar sobre los canelos rellenos de carne, pollo u otro relleno y se procede a llevar al horno para gratinar los mismos por espacio de unos 20 minutos, más o menos. Esto dependerá de cuanto deseamos que se gratinen nuestros canelones para su posterior degustación y disfrute. En cualquier ocasión familiar, reunión u otra unos ricos canelones son una delicia imposible de resistir a degustar.