Quantcast

Vecinos de la Cañada advierten tras «meses sin luz» que empezarán a «llenar hospitales»

Vecinos de la Cañada Real se han vuelto a concentrar este jueves frente a la Consejería de Vivienda de la Comunidad de Madrid para exigir el restablecimiento del suministro eléctrico tras casi «tres meses» cortado; una situación que va a provocar que pronto empezarán a «llenar hospitales» con «gente enferma» a raíz de la bajada de las temperaturas.

«Nos han cortado la luz en plena pandemia y con el frío que hace… Hay ancianos, niños malitos. ¿Cómo vamos a estar? En poco tiempo vamos a estar llenando hospitales de gente enferma», ha explicado en declaraciones a Europa Press Amida Besar, vecina del Sector V de la Cañada, quien tiene una hija pequeña con un soplo de corazón que se pone «morada» del frío.

El pasado octubre comenzaron los cortes de electricidad en la zona, que, además, el mismo mes fue escenario de varias redadas contra el tráfico y la producción de drogas, especialmente de marihuana, planta cuyo cultivo vincula la Comunidad con las sobrecargas de la red que estarían tras los cortes.

Los vecinos niegan este punto, ya que aseguran que se están producidos por unos limitadores instalados en las torretas que dan suministro al enclave chabolista por parte de Naturgy. En este sentido se ha expresado la presidenta de la asociación Al-Shorok-Amanecer y vecina del Sector V, Cristina Pozas Navarro, quien ha aseverado que «no se puede negar lo que se puede ver».

LIMITADORES EN LAS TORRETAS

Pozas ha criticado que la suministradora no quiera reunirse con las asociaciones de la zona y que todo se vehicule a través del Comisionado para la Cañada Real de la Comunidad de Madrid, puesto que ostenta José Tortosa.

Precisamente este miércoles el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento de la capital acordaron reunirse de nuevo con Naturgy y poner en marcha una batería de medidas sociales para intentar buscar una solución «urgente» al problema y, mientras tanto, atender a las personas en vulnerabilidad de esta cicatriz urbana.

El mensaje de las personas congregadas frente a la Consejería ha sido claro: «Dejadnos pagar la luz». Esta es su principal reclamación, que permitan regularizar la situación para que, «de haber algo» se arregle y «no pague» el conjunto de vecinos la criminalidad de algunos.

‘Basta ya de crueldad’, ‘Queremos soluciones’ o ‘Nuestros hijos no pueden estudiar’ han sido algunas de las proclamas que han coreado, mientras que en las pancartas que han portado se podían leer mensajes como ‘Somos personas, no animales’ o ‘No hay sobrecarga, hay limitadores’.

«ESTAMOS HARTOS, CANSADOS Y HECHOS UN ASCO»

«Yo lo que pido es que nos devuelvan la luz ahora, si hay una solución más adelante… si tienen que hacer algo… que lo hagan, pero ahora estamos en plena pandemia», ha rogado Besar. Esta vecina ha descrito su vida como «un desastre» con una casa «negra de la humedad», turnos para poder ducharse calentando el agua en el único hornillo que tiene su casa y con ropa lavada a mano que tarda «más de cuatro días sin secar». «Estamos hartos ya, estamos cansados, estamos hechos un asco», ha resumido.

A la zona se han trasladado varios ediles de Más Madrid en el Consistorio, entre ellos María Pilar Sánchez Álvarez quien ha responsabilizado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y al alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, de «no haber tomado ninguna medida» ante una «emergencia humanitaria» que cada día se está volviendo «mucho más grave».