Quantcast

Iglesias asegura que la monarquía no es ya «símbolo de unidad»

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, asegura que la monarquía ya «no es símbolo de unidad entre los ciudadanos y los territorios del Estado» para millones de españoles, para recalcar que el republicanismo es mayoritario entre el electorado de izquierdas.

Así lo detalla el propio Iglesias en una tribuna publicada en el diario ‘Público’ para enfatizar que la monarquía «está sometida a un debate social» en España, «acrecentado además por el furor monárquico de la ultraderecha».

«Nadie se debe ofender si decimos lo evidente», ahonda el vicepresidente segundo para dejar claro que no cuestiona las convicciones y valores democráticos del Jefe del Estado.

Y es que para Iglesias la institución merece «todo el respeto y la cortesía institucional» por parte de los ocupan responsabilidades de gobierno. «Pero nuestro respeto a los símbolos oficiales del Estado y nuestra cortesía como autoridades no nos restan libertad de opinión como dirigentes políticos y como demócratas», relata.

Además, detecta que la identidad republicana «gana enteros en la opinión pública» y que, como aseveran muchos analistas, existe una «crisis de la monarquía», seguramente «la más profunda desde su restauración por parte de Franco».

Por un lado, Iglesias afirma que a esa crisis contribuye el «grave deterioro de la imagen de la institución a raíz de la huida de Juan Carlos de Borbón a Emiratos Árabes tras salir a la luz las informaciones sobre sus supuestas actividades corruptas». Pero también tiene que ver con la «creciente reivindicación que la derecha y la ultraderecha hacen de la monarquía».

EL ÉXITO DE JUAN CARLOS FUE ALEJARSE DEL FRANQUISMO

De hecho, el líder de Podemos reconoce que Juan Carlos I tuvo «éxito» para garantizar la «pervivencia» de su reinado al escenificar «un alejamiento de su origen franquista y de ganarse el respaldo de una parte de los sectores progresistas de la sociedad española». Ello llevó a sus partidarios moderados a decir que representaba la «unidad de España».

«Hoy el republicanismo es ampliamente mayoritario en Cataluña y Euskadi y también es mayoritario entre el electorado de izquierdas. Al mismo tiempo, los monárquicos concentran sus apoyos en los votantes de la derecha y la ultraderecha. Nadie se debe ofender si constatamos lo evidente; que la monarquía no es hoy, para millones de españoles, un símbolo de unidad entre los ciudadanos y los territorios del Estado».

También ha diagnosticado que el conflicto territorial a raíz de la visión centralista del Estado y el amplio consenso en la defensa de los servicios públicos a raíz de la pandemia del coronavirus «ponen sobre la mesa» esa agenda republicana.

LA ESPAÑA PLURAL ES LA ESPAÑA REPUBLICANA

Además, ha detallado que como ocurrió en el pasado, existe una dialéctica entre el «bloque de derechas», que ahora «reivindica con una vehemencia sin precedentes la monarquía» y sigue creyendo que el «Estado es suyo», que tiene ahora «enfrente» a un Gobierno de coalición progresista, sostenido por una «mayoría parlamentaria» que se ha aprobado los nuevos Presupuestos.

«Una mayoría que prefigura un proyecto de país: una España con más justicia social, más plural, más democrática, más federal, fraterna y plurinacional. Esa España es republicana y asegura mucho más un camino compartido de sus pueblos y sus gentes», ha sentenciado.