Quantcast

Gloria Camila: al descubierto los secretos de su brutal cambio físico

Gloria Camila, la hija de Rocío Jurado y José Ortega Cano, es con solo 24 años uno de los rostros con mayor presencia televisiva. En muy poco tiempo Camila se ha convertido en un fenómeno mediático en las redes sociales, algo que ella ha sabido aprovechar muy bien. Gloria Camila, nacida en Colombia pero adoptada en 1999 por la artista y el torero, se mueve como pez en el agua en ese mundillo y ha sabido sacarle mucho partido a su imagen. La joven tiene a Telecinco comiendo de su mano y le llueven ofertas para participar en programas de televisión y campañas publicitarias.

En televisión, y sobre todo en la televisión que se hace en Telecinco, hacen falta dos cosas: carácter e imagen. Lo primero le viene de serie a Gloria Camila, pero lo segundo es necesario trabajárselo un poco más. En los tres o cuatro años que lleva siendo una habitual en televisión hemos visto cómo maduraba su personalidad, pero también cómo Gloria Camila daba un cambio físico espectacular que le llevó a perder varios kilos y a cambiar radicalmente su figura. Ella misma ha explicado recientemente los secretos que le llevaron a conseguir este cambio tan favorecedor.

El secreto del éxito

gloria-camila

A la vuelta a España, fue a un nutricionista que le dio “unas pautas. Sabía que en vez de comer 6 horas había que seguir una rutina. Hay que saber cómo combinar los alimentos”. Con esa orientación, Gloria Camila fue “adelgazando mucho volumen. Al ver que adelgazas, pues te motivas más. Acabe en una talla 34, que es una S”. A todo eso se sumó que una amiga suya estaba en pilates, y ella también se animó a apuntarse: “Va genial para el músculo. Te define el cuerpo. También estaba yendo a maderoterapia”.

Pero de ningún modo Gloria Camila se ha torturado para conseguir un cuerpo espectacular. “Yo no paso hambre”, asegura, “Los miércoles que voy al cine, cojo mis palomitas con Coca Cola, y sigo haciéndolo. También me encanta el vino blanco”. Y es que ella resalta la importancia de que “cada una tiene que marcarse su objetivo. No podemos vivir acomplejadas.. Yo he sido igual de feliz con 15 kilos de más que con 15 kilos de menos”.