DGT: las nuevas multas de tráfico que llegarán a las carreteras en 2021

La DGT por fin ha conseguido el plan que llevaba intentando hacer realidad desde hace ya bastante tiempo. Esta reforma que quería realizar la DGT estaba principalmente enfocada a endurecer las sanciones y de esta forma mejorar la seguridad vial y la reducción de fallecidos y heridos en accidentes en nuestras carreteras. No fue hasta el pasado día 11 de noviembre que el Gobierno en Consejo de Ministros aprobó el paquete de reformas legales en materia de tráfico y circulación de acuerdo a las recomendaciones recibidas por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS). A la vista de estas nuevas medidas por parte de la DGT, vamos a ver las nuevas multas de tráfico que llegarán a nuestras carreteras en 2021.

Entre las principales medidas que recibieron luz verde por parte del Consejo de Ministros el 11 de noviembre se encuentra la reforma del carnet por puntos, aquella conocida medida que puso en marcha Pere Navarro, el director de la Dirección General de Tráfico, allá por 2006.

Veamos en profundidad cuáles son las nuevas medidas de la DGT aprobadas en Consejo de Ministros y que entrarán en vigor en 2021:

Otros cambios normativos que pueden conllevar multas

Veamos algunos de los cambios más destacables de los muchos que se van a producir:

  • Llevar un detector de radares era penado hasta ahora pero los conductores lo apagaban en los controles de seguridad de la policía y no podían acreditar que los estuvieran usando, por lo que ahora se sancionará la tenencia de estos instrumentos con 3 puntos del carnet y una sanción económica de 500 euros.
  • Utilizar cualquier dispositivo de comunicación en los exámenes de conducir se verá sancionado con 500 euros de multa y una prohibición de 6 meses sin poder acudir de nuevo a un examen.
  • Los vehículos de moda, los patinetes, también verán regulado su uso como ya se venía avisando. Los vehículos de este tipo que tengan una velocidad máxima de entre 6 y 25 km/, no podrán circular por las aceras y las zonas peatonales, así como por vías interurbanas, travesías y autopistas y autovías que transcurran por poblaciones.
  • Además, estos vehículos deberán verse obligados a cumplir las normas de circulación como cualquier otro vehículo, incluida la prueba de alcoholemia.