Quantcast

La trufa negra: un tesoro gastronómico de temporada

Durante el mes de diciembre, el mundo gastronómico se viste de gala para disfrutar la temporada del hongo comestible más exquisito del mundo: la trufa. Su sabor tan característico despierta entusiasmo en más de un conocedor de sus múltiples beneficios a la salud y a innumerables recetas. Por esta razón, en el siguiente artículo hemos recopilado los consejos más importantes para comprar la mejor trufa del mercado.

Llega diciembre y con él, inicia oficialmente la temporada de trufa. Este hongo comestible, originario del sur de Italia y Francia, también se produce en algunas regiones de España. Asimismo pertenece a la división de los ascomicetos y a la familia Tuberaceae, y es uno de los alimentos más cotizados en el mundo.

La trufa es protagonista de innumerables recetas de todo tipo, asiáticas, mediterráneas, entre otras. Gracias al avance de la tecnología y la masificación de Internet, comprar trufa online es cada vez más sencillo y rápido. Por esta razón, empresas como Trufato ya ponen a disposición de los clientes, trufas de calidad en su portal web hasta el mes de marzo.

La trufa negra es una joya culinaria

Antes de seguir, es importante aclarar que las trufas no deben confundirse con el delicioso y reconocido chocolate que lleva el mismo nombre. Las trufas que crecen debajo de la tierra son utilizadas en la alta cocina por el sabor especial que suministra a cada plato. Asimismo, este hongo comestible se divide en dos tipos: trufa negra y trufa blanca. Quienes han degustado de las trufas blancas aseguran que su sabor se asemeja, de forma sutil, al ajo.

Por su parte, la trufa negra es tan cotizada por su sabor ligeramente a chocolate y nuez. Estos sabores tan perceptibles que brinda a cada paso hace que la trufa negra sorprenda en cada bocado a amantes y detractores.

¿Cuánto cuesta la trufa negra?

En el mercado, podemos encontrar una gran variedad de marcas que venden diversos tipos de trufa. Sin embargo, si de garantía de calidad se trata, las trufas negras producidas bajo excelentes y óptimas condiciones en los montes de Teruel, son la mejor opción. De esta manera, el precio de la trufa negra se calcula a través de su calidad y época del año. El kilo de trufa negra puede alcanzar los 1.200 euros y la cantidad mínima de compra suele ser de 100 gramos. Sin duda, el mejor precio del mercado si lo que se quiere es  llevar hasta la mesa un tesoro de la naturaleza de Aragón.

El uso culinario de la trufa negra

En la actualidad, dentro de la producción truficultura mundial, las trufas producidas en España, especialmente en los montes turolenses, han ganado prestigio en los últimos años como primer productor global. Considerado también como el diamante negro del sector alimenticio, las propiedades gastronómicas de este exquisito hongo comestible confiere a cada una de las recetas con trufa un aroma único e inigualable. 

Para elegir las mejores trufas, es importante tener en cuenta:

  • Peso a medida: uno de los indicadores más importantes de frescura en las trufas es su relación peso y tamaño. Lamentablemente, la humedad natural de la trufa se evapora tras su recolección, lo que interfiere en su peso.
  • Aroma: la trufa negra recién recolectada es capaz de destilar múltiples y cautivadores aromas. Por el contrario, las trufas expuestas durante un largo período de tiempo se deterioran y dejan de ser aromáticas.
  • Firmeza: entre las formas más rápidas y seguras para detectar la descomposición de una trufa negra, es determinar, a través del tacto, los posibles puntos blandos o, incluso, el olor a podrido.

En definitiva, la trufa negra es un increíble alimento que no solo se caracteriza por su gran exclusividad y utilidad en el ámbito culinario. Además, su consumo ha sido relacionado con múltiples beneficios médicos como antioxidante. Por este motivo, en diversas regiones del mundo es considerada el diamante negro de la gastronomía.