Quantcast

Alertan «invisibilidad social» de discapacitados en la publicidad

Solo 21 de los 2.286 anuncios televisivos analizados muestran a personas con discapacidad, lo que significa un 0,92%, cifra muy inferior al peso demográfico de este colectivo, que en Andalucía supone casi el 10% de la población. Esta es una de las conclusiones del nuevo informe sobre la imagen de la discapacidad en la publicidad durante 2019 elaborado por el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), que advierte de que el sector de la publicidad televisiva «no transmite una imagen real de las personas con discapacidad que contribuya a evitar su invisibilidad social y promueva su integración social».

El estudio constata igualmente los bajos porcentajes de incorporación de medidas como los subtítulos (10,98%) o la lengua de signos (1,09%), por lo que el CAA considera necesario un desarrollo reglamentario que garantice el acceso efectivo de este colectivo a la comunicación audiovisual de productos y servicios esenciales. De este modo, según una nota de prensa, el informe incide especialmente en la publicidad de medicamentos, donde se ha detectado un 31,7% de anuncios no accesibles a personas que sufren discapacidades auditivas y sensoriales.

El CAA demanda así una mayor regulación normativa de la accesibilidad a la publicidad por parte de las personas con discapacidad, tanto desde el ámbito estatal como autonómico. Para avanzar en este acceso universal a los servicios de comunicación audiovisual y en la imagen que éstos reflejan de la discapacidad, el Consejo subraya que sería deseable que el Gobierno andaluz iniciara los trámites para desarrollar la Ley 10/2018, de 9 de octubre, Audiovisual de Andalucía, y no solo en sus aspectos relacionados con la publicidad y las personas con discapacidad.

Para la elaboración de este estudio los técnicos del CAA han analizado 2.286 anuncios diferentes, emitidos por las televisiones autonómicas andaluzas en 2019. Esto constituye, por un lado, el 100% de los spots, televentas, patrocinios, publirreportajes y otras formas de publicidad (2.190 anuncios) emitidos por Canal Sur TV, Andalucía TV y BOM TV durante ese año; y, por otro lado, una muestra de 96 emisiones de un total de 2.019 (4,75%) de aquellas formas de comunicación comercial en la que cada emisión es diferente: telepromociones, emplazamientos, sobreimpresiones y SMS-Llamada Premium.

La presencia de este colectivo se mantiene en un porcentaje muy similar al del año pasado y, de este modo, la publicidad «sigue obviando en gran parte» a las personas con discapacidad como consumidores y usuarios de los productos que promocionan. Y es que con las excepciones de las comunicaciones comerciales de audífonos y centros auditivos, el anuncio de un caja de ahorros como patrocinador del Equipo Paralímpico Español y el de Lotería y Apuestas del Estado, toda la publicidad que muestra a personas con discapacidad es institucional o promociona al grupo social ONCE.

Por otro lado, y a diferencia de lo reflejado en el informe de 2018, no se han encontrado en la muestra de 2019 ningún anuncio que fomente estereotipos. El 100% de la publicidad con presencia de personas con discapacidad transmite una imagen normalizada, activa y no dependiente del colectivo.

MEDIDAS DE ACCESIBILIDAD

El CAA indica igualmente que el 1,09% de la publicidad analizada incorpora la lengua de signos y un 10,98% incluye subtítulos. Estos porcentajes suponen un incremento de las medidas de accesibilidad respecto al informe de 2018, con un 0,67% y un 9,24% respectivamente.

La lengua de signos fue solo empleada por parte de la publicidad institucional y la ONCE. En la comunicación comercial subtitulada, por sectores predomina el de servicios públicos y privados, que acapara el 48,61% de todos los anuncios con subtítulos, seguido por varios (19,92%), salud (14,74%), hogar (7,17%), belleza e higiene (5,58%), finanzas y seguros (1,99%); por debajo de un 1% figuran los sectores de la cultura, enseñanza y medios de comunicación, la alimentación, los deportes y el tiempo libre y la distribución y restauración.

Respecto a la comunicación institucional, el CAA ha comprobado que más de la mitad de los anuncios promovidos por órganos administrativos y entidades dependientes de la Junta de Andalucía en el periodo evaluado incorporan la subtitulación y solo uno de los spots incluye la lengua de signos.

Estos datos suponen un retroceso sobre el año 2018, en el que todos estaban subtitulados aunque ninguno con lengua de signos, aunque hay que tener en cuenta que si se exceptúan las telepromociones y los patrocinios, sólo en dos de estas campañas institucionales no aparece escrita la alocución. Hay que señalar que el requisito de accesibilidad es una práctica encomendada de forma genérica por ley a la Dirección General de Comunicación Social de la Junta pero no regulada expresamente.

Asimismo, apunta que la mayor parte de los anuncios de organismos estatales están subtitulados y traducidos a la lengua de signos, al igual que los de la Fundación ONCE. No existen medidas concretas sobre la accesibilidad de las comunicaciones comerciales del conjunto de las administraciones públicas de la comunidad autónoma, como las que desarrollan los ayuntamientos y diputaciones, muy frecuentes en las televisiones locales, y como consecuencia, sólo se ha encontrado una campaña institucional municipal con subtítulos.

En este sentido, el CAA cree razonable que los mensajes de la publicidad institucional lleguen a toda la población sin restricciones, ya que el propósito de estos anuncios «es la promoción de valores y conductas, la implicación de la ciudadanía para alcanzar el progreso social y el conocimiento de derechos y obligaciones, así como la difusión del funcionamiento de las propias instituciones públicas». Según el Consejo, deberían concretarse con claridad y mediante una regulación específica las medidas de accesibilidad universal exigibles en Andalucía a la publicidad institucional que impulsen todas las administraciones públicas.

PUBLICIDAD DE MEDICAMENTOS

Por otro lado, añade que el informe constata que 16 de los 51 (31,37%) anuncios de medicamentos de la muestra analizada no incluyen subtítulos ni lengua de signos, lo que impide a las personas con discapacidad acceder a estos contenidos en las mismas condiciones que el resto del público, pese a lo dispuesto en las normas estatales que buscan asegurar la accesibilidad universal a la publicidad de estos productos. Estas cifras suponen, no obstante, un «notable avance» respecto a los resultados del informe de 2018 donde ninguna comunicación comercial de medicamentos estaba subtitulada.

El CAA advierte así de que la regulación básica estatal resulta «insuficiente y presenta lagunas» que, en la práctica, implica que estos anuncios de medicamentos no estén incorporando los instrumentos de accesibilidad, y subraya que «este vacío normativo podría ser cubierto por el Gobierno andaluz o el Parlamento autonómico, ya que la comunidad autónoma tiene competencia exclusiva en materia de publicidad».

El Consejo Audiovisual de Andalucía debe realizar anualmente un informe sobre el tratamiento de la imagen de las personas con discapacidad, así como de las condiciones de accesibilidad, en los medios de comunicación audiovisual sujetos a su ámbito de actuación, ya que entre sus funciones está la salvaguarda de los derechos de este colectivo en el ámbito audiovisual. Asimismo, en 2019 el CAA elaboró unas recomendaciones para un mejor tratamiento informativo de la discapacidad, documento en el que se aboga también por darles mayor espacio en los medios de comunicación.