Quantcast

Las fotos más espectaculares (y aterradoras) de la Tierra desde el espacio

Es el sueño de cualquier ser humano desde los orígenes de la conciencia. ¿Quién no ha soñado alguna vez con poder ver el planeta Tierra desde el espacio? Esa gigantesca bola azul y verde en la que vivimos, desde las alturas de la galaxia, tiene que ser un espectáculo realmente imponente y bellísimo. Durante miles y miles de años la posibilidad de hacerlo no existía, y solo quedaban los sueños, la imaginación y las especulaciones. En el siglo pasado fue posible mandar a seres humanos y a máquinas al espacio, pero solo unos pocos privilegiados, que se cuentan con los dedos de la mano, pudieron disfrutar de estas vistas.

Aquí en la Tierra los seres humanos de a pie hemos tenido que conformarnos con vídeos y fotografías que nos envían los satélites. Imágenes estremecedoras, de una belleza que seguramente nada tenga que ver con la que se pueda experimentar estando de verdad allí arriba. Ahora parece que, en no mucho tiempo, podrá ser posible y factible la existencia de algo así como un “turismo espacial”. El magnate Elon Musk, por ejemplo, director de Tesla, está trabajando en un proyecto en esa dirección. Claro que es de esperar que solo los millonarios podrán permitirse este viaje, y a los demás nos va a tocar seguir conformándonos con las fotografías.

Tuitear un viaje espacial

Victor Glover es un astronauta de la NASA que nos pone a todos los dientes largos utilizando su cuenta de Twitter. A través de ella comparte imágenes y vídeos de lo que ve desde allí arriba cuando está en el espacio. Ahora mismo, Glover está a bordo de la cápsula SpaceX Crew Dragon, y desde dentro de ella publicó un vídeo con las vistas de la Tierra. 

“La escala de detalle hace que se vea con una perspectiva que quita la respiración”, escribió en su red social. En medio del vídeo se oye a uno de los compañeros de Glover diciendo que lo que se puede ver desde la pantalla del móvil “no hace justicia” a la realidad de tener el planeta Tierra a la vista. Glover y sus compañeros se pasarán ahora varios meses viviendo en la Estación Espacial Internacional.