Quantcast

Alimentos que dañan el blanco de tus dientes y aún así los tomas

En ocasiones los dientes adquieren un tono amarillento y puede deberse a distintos motivos. Hay personas que les pasa por factores genéticos, sin embargo, normalmente se debe a una higiene incorrecta, al tabaco o al consumo de ciertos alimentos que pueden llegar a afectar a la pigmentación del esmalte de los dientes.

También el paso de los años afecta al color del esmalte, aunque sea por un motivo o por otro, los tratamientos de blanqueamiento actuales ayudan a combatir este cambio de color. Siempre es recomendable acudir a un profesional que te recomiende el tratamiento que mejor se ajuste a tus necesidades.

La mejor solución es siempre tener una correcta limpieza de los dientes, cepillándolos una media hora después de cada comida y visitar al dentista al menos una vez al año. No obstante, es recomendable moderar el consumo de algunos alimentos para que así puedas mantener los dientes lo más blancos posibles. Algunos alimentos que deberías evitar son los que te mostramos a continuación.

VINO TINTO

Vino tinto

El vino tinto contiene taninos, por lo que si quieres mantener la blancura de tus dientes será mejor que lo evites. Los taninos son una sustancia que decolora los dientes y le dan una apariencia más oscura.

También afecta la combinación del alcohol y la acidez del vino, ya que pueden hacer que la saliva disminuya y, por tanto, haga que el proceso de limpieza natural de la boca se vea dificultado.

Así que si quieres minimizar los efectos del vino, te recomendamos que bebas agua al mismo tiempo que consumes vino, así también te mantendrás hidratado.

Por otra parte, el vino blanco tiene una menor repercusión en la apariencia de los dientes, pero puede provocar también que el esmalte de los dientes oscurezca, aunque es en menor medida que el vino tinto.