Quantcast
sábado, 16 enero 2021 6:08

Así ha sido el último adiós a Maradona

Argentina llora al ídolo que se fue y quien puso en el mapa futbolístico a un país lleno de talento, amor y sobre todo pasión, Diego Armando Maradona reconocido por algunos especialistas,  exfutbolistas y aficionados internacionales como el “mejor futbolista de la historia”. 

Con 60 años, el pasado 25 de noviembre se deja saber la noticia de la perdida de esta estrella que deja un hueco en miles de fanáticos que crecieron imitando sus pases y jugadas, con la ilusión de portar algún día el número 10 de su equipo. Ilusiones que quedaran en la mente de la próxima generación junto a las grandes actuaciones del talentoso delantero argentino. 

Miles de personas alrededor del mundo unieron sus voces y emociones para dedicarle una despedida digna para uno de los grandes. las redes se convirtieron en un buzon lleno de mensajes, tristeza, admiración, todos ellos dedicados al mejor 10 en la historia del futbol.

Despedida en la casa rosada

Los restos de Diego Armando Maradona fueron sepultados este jueves en el cementerio privado Jardín de Paz de Bella Vista (provincia de Buenos Aires). En este mismo lugar están enterrados sus padres. Pero antes fue llevado a la casa rosada para que los seguidores pudieran darle su adiós.

Una despedida llena de lágrimas y de amor, filas de fanáticos dibujaban a lo largo de tres kilómetros varias horas bajo el sol, ese desfile conmovedor de fieles ante su ataúd., sin importar el calor, la sed o la pandemia, lo importante era estar ahí para el futbolista en su último momento.

A esta leyenda, todos lo quisieron despedir en la Casa Rosada. El tema era estar esos cinco segundos frente a su féretro celeste y blanco ubicado en la Sala de Recepción. Afuera, en la Plaza de Mayo, se respiraba la tensión de una final. La fila de fanáticos, moderada en la madrugada del jueves, se fue multiplicando con el correr de las horas y extendiendo por la avenida 9 de Julio hasta más allá del cruce con San Juan.

No fueron suficientes 10 horas para despedir al 10. Pero no hubo forma de convencer a los familiares para extenderlo. Y cuando a los fanáticos se les acabo el tiempo, desesperaron y sucedió lo tan temido. Estallidos cerca del Obelisco. Había que ver a los rostros de muchos niños corriendo con sus padres en apuros mientras las bombas lacrimógenas pasaban por encima de ellos.

[wpdevart_facebook_comment title_text="Comentarios de Facebook" order_type="social" title_text_color="#000000" title_text_font_size="22" title_text_font_famely="monospace" title_text_position="left" width="100%" bg_color="#d4d4d4" animation_effect="random" count_of_comments="2" ]