Quantcast

Jorge Javier Vázquez: las veces que ha metido el dedo en la llaga para conseguir audiencia

Es indudable que Jorge Javier Vázquez es uno de los presentadores más exitosos de la televisión. El catalán se podría considerar el Rey Midas de Telecinco, ya que todo lo que toca lo convierte en oro y por este motivo, la cadena le otorga la responsabilidad de presentar multitud de programas.

Sálvame fue el comienzo de la era dorada de Jorge Javier Vázquez. Nadie daba un duro por este programa en sus inicios, ya que como él mismo dijo en su primera emisión reunía lo mejor de lo peor. Visto el éxito que había tenido a los mandos de este programa, la cadena le ofreció presentar ‘Supervivientes 2011’ y desde ese momento no ha parado de liderar formatos en horario de máxima audiencia.

A presentar las galas de ‘Supervivientes’ y ‘Sálvame’, tanto en su edición de las tardes como las de los sábados por la noche, se sumaron las galas de ‘Gran Hermano VIP’. En los últimos meses, Jorge Javier Vázquez también ha presentado ‘La casa fuerte’ y ‘La última cena’, todos con un notable éxito.

CANTORA: LA HERENCIA ENVENENADA

Jorge Javier Vázquez: las veces que ha metido el dedo en la llaga para conseguir audiencia
Fuente: Mediaset

Jorge Javier Vázquez se ponía a los mandos de este especial sobre la relación entre Isabel Pantoja y su hijo. Sin que se lo esperara nadie, Kiko Rivera comenzó a relatar con pelos y señales todos los trapicheos de su madre y el trato que había recibido por su parte. Estas confesiones hicieron que el programa tuviera que cambiar su escaleta por completo y apenas hubo vídeos que dirigieran la conversación.

Solo Jorge Javier intentaba por medio de sus incisivas preguntas que el hijo de Isabel Pantoja contara lo máximo posible. Incluso el presentador desveló lo que había pasado el 2 de agosto en Cantora, que había sido el detonador para que todo esto sucediera. Según el catalán, Kiko Rivera descubrió que su madre guardaba todos los trajes de Paquirri cuando había denunciado que se los habían robado para no entregárselos a los otros hijos del torero.

Jorge Javier Vázquez consiguió su propósito y este programa especial se convirtió en la emisión más vista del año con más de 3’7 millones de espectadores y un 31’7% de share. No se habla de otra cosa en toda España y la audiencia se mantuvo pegada a la pantalla durante todo el programa.