Quantcast
miércoles, 21 abril 2021 21:46

Por qué Alonso debería fichar por Aston Martin en 2021

Mientras la Fórmula 1 espera a hacer su ansiado regreso a la competición el próximo fin de semana en Austria, el mercado de fichajes sigue dándonos momentos realmente interesante para hacer cábalas. Una de ellas, y que ha resonado en las últimas horas, es la de Aston Martin, que busca un piloto para su proyecto de 2021 con Fernando Alonso como principal candidato.

Una probabilidad a estas alturas del año nada remota. Así, y según las últimas informaciones procedentes de Italia, el piloto español estaría en posición de optar a un puesto con la renombrada Aston Martin (hoy Racing Point), una lucha que compartiría con Sebastian Vettel por el asiento de Lance Stroll, que dejaría su sitio en beneficio de uno de ellos. Por ello, y como una de las grandes realidades, conocemos por qué el asturiano debería fichar por el equipo.

La invitación de pilotar en la futura categoría de los hypercars, en el WEC

WEC hypercars 2021

Pero lo cierto es que Aston Martin no será sólo Fórmula 1, ni mucho menos. Porque la marca de coches de lujo británica tiene también un amplio recorrido dentro de lo que es el motorsport con otras categorías bien conocidas por el propio Fernando Alonso, entre ellas el Campeonato del Mundo de Resistencia.

Competición que el asturiano ya se coronó, además de ser doble ganador de las míticas 24 horas Le Mans. Pero, uno de los grandes alicientes es que Aston Martin también está barajando su entrada a la remodelada categoría del resistencia (en estos momentos en pausa) con la ocasión perfecta para hacer con Alonso su participación en un certamen que se reinventa con la llegada de los nuevos hypercar, un nuevo tipo de vehículo que dará forma a la clase reina del WEC a partir de la temporada 2020-21.

Estos coches resultan como los sustitutos naturales de los LMP1, si bien su esencia es muy distinta. En la búsqueda de crear ciertas sinergias con los objetivos comerciales de las marcas, este tipo de vehículos tendrá un aspecto más cercano a los superdeportivos que los fabricantes ponen en las calles. Algo que el dos veces campeón del mundo ya ha demostrado en repetidas ocasiones que le gustaría afrontar como reto.