Quantcast

El Arzobispado de Madrid atenderá a víctimas de abusos ya prescritos y no sólo de la Iglesia

El cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, encargó al académico, filósofo y profesor de la Universidad Pontificia Comillas Miguel García-Baró coordinar el servicio ‘Repara’, una iniciativa que ha impulsado la Iglesia madrileña para acompañamiento gratuito terapéutico, espiritual y jurídico a víctimas de abusos que hayan sufrido esta lacra tanto dentro como fuera de la Iglesia.

El Proyecto ‘Repara’ (reconocimiento, prevención, atención y reparación) para la prevención de abusos y la atención a víctimas es una iniciativa gratuita abierta a cualquier víctima de abusos, con independencia de quién haya sido el agresor y de si pertenece o no a la Iglesia católica. En función de los casos, incluirá acompañamiento terapéutico, espiritual y jurídico.

Según indicó García-Baró a Servimedia, este servicio responde a la idea de que “ya que la Iglesia debe dar respuesta” al “escándalo” de los abusos sexuales, que haga también un mayor servicio a la sociedad y acoja “a cualquier víctima”.

Así, ‘Repara’ ofrecerá atención gratuita además a víctimas de delitos incluso “ya prescritos” y extenderá su labor para en un futuro desarrollar “un equipo de formación para trabajar en seminarios, congregaciones y parroquias que lo soliciten”. Es decir, impulsar “un sello repara” antiabusos.

Bajo la coordinación de García-Baró, trabajarán juristas (“canonistas y civiles”) y psicólogos, pero no necesariamente vinculados a la Iglesia para favorecer que se beneficien de su ayuda personas “resentidas contra la Iglesia”. El apartado formativo del servicio del arzobispado lo integrarán profesores de filosofía práctica o antropología psicológica.

‘Repara’, abierto a colaborar con otras organizaciones similares contra los abusos, dice seguir los pasos de otras iniciativas católicas y “buenas prácticas” impulsadas contra la lacra de los abusos por los claretianos o la Universidad de Comillas.

Respecto al carácter gratuito de la atención a las víctimas, el profesor indicó que es posible gracias que ponen la financiación el propio arzobispado y la Fundación Portius, que ya apoya “proyectos parecidos en Holanda”.

La atención ha arrancado ya en un espacio propio fuera de la Curia, ubicado en la calle Santa Hortensia. Se puede acudir allí los lunes de 11.00 a 13.30 horas y los miércoles de 16.30 a 19.00 horas. Además, se ha habilitado el correo ‘[email protected]’ y el teléfono 618304666.

SERVIMEDIA