Quantcast

El Banco de España alerta de que la ‘tasa Tobin’ puede afectar a los clientes de la banca al impactar en sus resultados

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, admitió este martes que la ‘tasa Tobin’ -el impuesto de nueva creación proyectado por el Gobierno sobre las transacciones financieras- “puede afectar a los clientes” de los bancos, ya que impactará sobre “los beneficios y rentabilidades de las entidades”.

Así lo reconoció durante un encuentro informativo organizado por Club Diálogos para la Democracia con el patrocinio de Unicaja Banco que estuvo moderado por el exministro de Industria, Miguel Sebastián, y donde Delgado precisó, no obstante, que se trata de un escenario todavía por comprobar.

La subgobernadora se mostró convencida, sin embargo y en términos generales, de que “cualquier subida de impuestos afectará a la banca” al elevar el consumo de recursos y deberán ser las propias entidades las “que tendrán que tomar sus decisiones de gestión”.

“Los bancos son privados y actúan en la economía en función de las circunstancias y de las decisiones que tomen los gobiernos”, relató. Sin embargo, a renglón seguido avisó de que las entidades “tendrán que actuar con criterio” y “con responsabilidad” en función de los desafíos de gestión que encaren.

Durante su intervención la subgobernadora alertó, de hecho, de que el “inmenso” proceso de integración financiero vivido por la banca en España ha provocado una competencia, a su juicio, “preocupante” porque ha conducido a trabajar con unos márgenes “superestrechos”.

Delgado efectuó esta reflexión al ser cuestionada sobre el aumento de comisiones que comienzan a aplicar las entidades y la opinión del Banco de España sobre su aplicación a los clientes. La alta rivalidad para Delgado prueba que la creación de entidades de mayor tamaño “no implica una reducción de la competencia entre los distintos actores”.

La subgobernadora explicó que el Banco de España no ha hecho un estudio sobre la situación de las comisiones y “no opina si es mejor o peor” porque “es neutral” mientras “se mantenga la solvencia y la estabilidad” del sistema bancario en su conjunto.

No obstante, sí defendió que “los bancos tienen que buscar sus propias palancas para seguir siendo rentables en el futuro” y, entre ellas, volvió a citar las posibilidades que ofrecen las fusiones, convencida de que hay margen para mayor concentración en España ya que el ahorro de costes es la palanca más fácil de aplicar en el actual escenario.

Al ser cuestionada sobre el nuevo Gobierno de coalición y la opinión del organismo sobre sus proyectos y cuentas, Delgado se mantuvo prudente explicando que el Banco de España es “un organismo técnico” que entre sus funciones tiene el “asesoramiento” al Ejecutivo y evaluar las políticas, pero “cuando se han decidido” y de una “manera técnica”.

SERVIMEDIA