Quantcast

Calvo asegura que el Gobierno defenderá la “unidad no sólo en lo territorial sino también en la convivencia”

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, aseguró este lunes que el nuevo equipo afrontará “con valentía” todos los “retos” que tiene el país por delante sin eludir “ni una sola de las dificultades” que tiene España.

En la sala Constitucional del edificio INIA en La Moncloa, Calvo tomó posesión de sus responsabilidades al frente de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática.

Durante su intervención, además de confirmar a todo su equipo que continuará en estas responsabilidades -a excepción de las competencias de Igualdad que gestionará Irene Montero-, la ‘número dos’ del Gobierno defendió la fórmula inédita de una coalición a nivel máximo en España.

Así señaló que serán “prudentes en la valentía y firmes en lo que más importa, la defensa de la democracia y la mejora constante” porque se han “acumulado retos y respuestas a preguntas” de los tiempos pasados.

En su intervención, Calvo expuso que una España que tiene que defender su “unidad no sólo en lo territorial sino también en la convivencia, es lo más importante para poder seguir avanzando en nuestro propio sistema de bienestar y político”.

Además, señaló que “la convivencia tiene que seguir sustentada sobre la solidaridad”, aunque tiene “muchos enemigos”. A su juicio, ésta “es la piedra de toque para saber que no somos un simple grupo de 47 millones sino una sociedad que teje sus valores en el mismo lugar que la Constitución” comentó, mencionando a Miguel Rodríguez Herrero de Miñón, ‘padre’ de la Carta Magna presente en el acto.

Junto a él estaban la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y la presidenta del Consejo de Estado y exvicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega. Entre otras personalidades, también se encontraban el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero y la expresidenta del Tribunal Constitucional, Maria Emilia Casas.

Calvo verbalizó que en los “retos” presentes “no valen las fronteras ni los Estados” porque no hay límites para poder arrastrar las dos enormes metas que hemos trazado”. “No hay más democracia que la que se construye con igualdad entre hombres y mujeres”, añadió acto seguido.

Destacó que el nuevo Ejecutivo será “reformista” y con una “gran apuesta” por Europa y que está “dispuesto a afrontarlo todo con el binomio que no falla de profesionalidad, entrega y entusiasmo democrático”, enumeró entre otros.

Calvo cerró sus palabras esperando que la oposición sea “leal” y cumpla con su “responsabilidad” constitucional porque el Ejecutivo se dirigirá “a todos” para hacer prevalecer el “bien común por encima de todos”.

MEMORIA CON MIRADA DE GÉNERO

Por último, Calvo aprovechó su intervención pública para confirmar a su equipo, al que se unirá pronto el secretario de Estado para la Memoria Democrática que, como contó luego a los periodistas en conversación informal, lo decidirá esta tarde entre varias alternativas.

Según relató en esa breve conversación, Calvo quiere impulsar a esa nueva competencia -con la que ya lidió cuando asumió toda la gestión para la exhumación de Franco del Valle de los Caídos- una “mirada de género en la memoria democrática”.

Esta nueva Secretaría de Estado asumirá lo que gestionaba la Dirección General de Memoria Histórica que estaba en el Ministerio de Justicia, salvo lo referido a los certificados de reconocimiento de víctimas del franquismo y de la Guerra Civil que seguirán en el departamento que ahora lidera Juan Carlos Campo. Además, Calvo quiere potenciar a esas mujeres que han sido ignoradas y cuya memoria hay que recuperar.

DISPUESTOS AL ACUERDO

Por otra parte, en la conversación informal, Calvo señaló que Cataluña estará bajo su “paraguas”, aunque las cuestiones domésticas las gestionará el Ministerio de Política Territorial al frente del cual se ha situado a Carolina Darias.

De ese modo, aseguró que el Ejecutivo ya ha “cumplido” con la formación de Gobierno y, por tanto, ya se pueden dar las circunstancias para la mesa de diálogo una vez que el Govern dilucide entre las dos fuerzas políticas (Junts y ERC) que lo forman, el peso que quieren dar a este instrumento que, subrayó, nació del “acuerdo a que encontrasemos un acuerdo”.

SERVIMEDIA