Quantcast

Análisis Teléfono TCL Plex: Espectacular pantalla y rendimiento adecuado

El mercado de los Smartphones de alto rendimiento es un vergel de marcas y modelos de todas las clases. Un mercado que se ha ido abriendo poco a poco al gran público gracias a marcas como Xiaomi, que ha introducido un nuevo modelo de negocio en la industria gracias a terminales con especificaciones dignas de Smartphones de alta gama a precios reducidos, y que ahora está poblado por una plétora de terminales que dan al usuario un amplio abanico de opciones.

TCL también se quiere unir a este segmento del mercado, y llega con un terminal que bebe de la inspiración de sus competidores directos. TCL Plex es un teléfono inteligente Android con una ligera capa de personalización sobre el sistema operativo de serie de Google, con servicios adicionales que le proporcionan un valor extra, y con un display espectacular que hará las delicias de los usuarios más exigentes.

Con un precio de venta al público que oscila entre los 250 y los 279€ de media, según el distribuidor, este terminal viene a posicionarse en la misma línea de batalla que los Xiaomi MI 9T, Huawei P30 Lite, o Realme X2 del mercado, ofreciendo unas características técnicas dignas del usuario más exigente en este marco de precios.

Especificaciones

CPU

Qualcomm Snapdragon 675 Octacore (2Ghz x 2 / 1.7Ghz x 6) con DSP Hexagon 685

GPU

Adreno 615

RAM

6GB

Almacenamiento

128GB UFS 2.1 / Ranura MicroSD

Pantalla

LCD IPS 6.53” | 2340x1080p

Cámaras

Triple cámara trasera:

  • 48MP f/1.8 – Tecnología Quad Bayer
  • 16MP f/2.4 – Gran Angular
  • 2MP f/1.8 – Ultra Large Pixel (Modo nocturno)
  • Flash LED Doble

Cámara frontal:

  • 24MP Quad Pixel

Video

4K – 30fps | Video Slo-Mo hasta 960fps | Frontal: FullHD 1080p 30fps

Redes

Dual SIM Nano – 4G Cat6: Hasta 400Mbps downstream / 75Mbps Upstream

Conectividad

WiFi 802.11 a/b/g/n/ac 5Ghz, Wi-Fi Direct. AGPS, VoLTE, Bluetooth 5.0, USB Tipo C 2.0, NFC

Batería

3820 mAh

Dimensiones / Peso

162,2 x 76,56 x 7,99 mm – 192 gramos

El terminal cuenta con 128GB de almacenamiento ampliable mediante tarjetas MicroSD, y 6GB de memoria RAM, para que nunca nos quedemos cortos, incluso con los juegos más exigentes del mercado móvil. El cuerpo, estandarizado y en formato 19,5:9 ofrece una relación pantalla/cuerpo del 90%, prescindiendo del afamado (infame) “notch” en el medio del marco en favor de un más discreto “agujero” en una esquina de la pantalla para alojar la cámara frontal.

El diseño de la parte trasera es bastante estándar, con un array horizontal de 3 cámaras y 2 flash LED (uno a cada lado) bajo el cual se encuentra el sensor de huellas dactilares, evitando una más costosa pantalla con sensor integrado. El terminal se puede encontrar en blanco nacarado y negro, ambos con un acabado brillante bastante propenso a las huellas. Uno de los aspectos negativos de este teléfono es quizás que pese a haber logrado un cuerpo bastante compacto donde se albergan 6.53 pulgadas de pantalla, el peso se eleva casi hasta los 200 gramos, dejándonos con la sensación de manejar un ladrillo (Muy rápido, eso sí)

En cuanto al apartado I/O, contamos con los típicos botones de volumen a un costado, acompañados del botón de bloqueo/apagado, mientras que en el otro costado nos encontramos un pequeño botón programable, que nos permitirá lanzar aplicaciones, acceder rápidamente a ajustes o cambiar modos de una manera rápida, intuitiva y eficaz, pudiendo programar toques cortos, largos o dobles para tres acciones distintas, algo de agradecer dada la cantidad de opciones que ofrece TCL con su software preinstalado en una capa de personalización Android muy ligera. En lo que respecta a esta capa, pese a funcionar de una manera fluida, en algunas ocasiones se bloquea al acceder a ciertas áreas, un fastidio teniendo en cuenta que deslizar accidentalmente la pantalla hacia el lado que no deseamos es bastante sencillo.

Pantalla

Llegamos sin duda al punto más fuerte de este Smartphone. TCL ha echado los restos dotando a su Plex de una increíblemente brillante pantalla LCD IPS con resolución FullHD+ en formato 19.5/9, que nos ofrece un contraste excelente, colores brillantes y vivos y modos de personalización a través del software propietario NXTVISION, que permite simular los efectos HDR de otros paneles más avanzados (y caros) La nitidez del panel es exquisita, y aunque es imposible de plasmar con una foto del terminal, verlo en persona es una auténtica delicia. Mención especial merece el brillo, que permite un visionado natural a plena luz del día y nos proporciona una experiencia más inmersiva, especialmente útil en contenido multimedia y juegos.

Cámaras

TCL se ha apuntado a la moda multi-cámara que se ha extendido entre los terminales de gama media y alta, aunque quizás no con los resultados esperados. El sensor principal, de 48 megapíxeles, debería rivalizar con el de uno de sus competidores inmediatos, el Xiaomi MI 9T / 9T Pro, aunque desafortunadamente, no consigue en absoluto los resultados esperados, si bien ofrece una calidad bastante decente. No obstante, en los “recortes” al 100% de la resolución podemos apreciar como en cualquier escenario que no sea exterior y a plena luz, las imágenes resultantes terminan con mucha menos nitidez de la deseada, siendo más evidente en el “modo nocturno”, en el que el móvil debe limitarse a una resolución muy baja a cambio de un sensor capaz de captar más cantidad de luz.

Las fotos de muestra han sido tomadas en interior, en entorno controlado con una cantidad de luz moderada, para ofrecer una comparativa más realista y directa de lo que el sensor de la cámara es capaz de conseguir. TCL Plex puede ofrecer fotos con el sensor de 16 Megapíxeles Gran Angular que consigue una escena más amplia, a cambio de distorsionar ligeramente los bordes de la imagen, con algo de efecto “ojo de pez”. En sus otros modos, la cámara hace uso del sensor de 48 megapíxeles, tanto en su zoom neutral (1x) como en teleobjetivo (2x). Por lo general, en la comparativa, Plex conseguía menos detalle en los recortes al 100%, con más difuminado de bordes y difuminado más acentuado en los objetos fuera de foco. Por otra parte, la cámara tiende a ofrecer en sus modos automáticos un ISO más alto que el de sus rivales, resultando en imágenes con más brillo, colores más saturados un efecto “aplanado”, con un poco menos de contraste y fineza en el detalle.

TCL Plex – Flash – 1x

Mi 9T Pro – Flash – 1X

Plex – 1X – Sin Flash

Mi 9T Pro – 1X – Sin Flash

Plex – 2X – Sin Flash

Mi 9T Pro – 2X – Sin Flash

Plex – Modo Nocturno – 100%

Mi 9T Pro – Modo Nocturno – 100%

Rendimiento

El punto fuerte del terminal de TCL es sin duda su rendimiento general. A pesar de contar con una CPU más lenta que la de sus rivales directos, con un Snapdragon 675, su tecnología con 2 Núcleos de alta velocidad (2.0GHz) y 6 Núcleos para uso general (1.7GHz) permite lograr un rendimiento óptimo en todos los juegos, algo que se ve acentuado gracias a los 6GB de memoria RAM disponibles, un apartado cada vez más importante en Smartphones, ya que el panorama de consumo multimedia en movilidad está rápidamente cambiando hacia el ocio electrónico (Videojuegos) y aplicaciones de alta exigencia.

El móvil puede con cualquiera de los juegos actuales del mercado, sin ralentizaciones gracias también al modo de optimización que permite “congelar” o cerrar el resto de aplicaciones para exprimir al máximo la CPU y la GPU. Este modo para juegos también cuenta con herramientas especialmente útiles para jugones, con opciones para capturar y grabar lo que ocurre en la pantalla, de manera que podamos compartir clips con nuestros amigos de un modo sencillo y cómodo para cualquier usuario.

En cuanto a tests sintéticos, obviamente los resultados con respecto a sus rivales más potentes, con CPUs Snapdragon 835 y superiores, son con bastante diferencia más bajos, pero esto no es óbice para que nos ofrezca una experiencia completa e inmersiva, sobre todo gracias a su genial panel IPS, controlado en todo momento por el software NXTVISION y el DSP dedicado Hexagon, que permite ajustar dinámicamente el contraste y los colores para darle al usuario la imagen más clara y espectacular.

Otros apartados

La autonomía del terminal, lamentablemente, no está a la altura de las circunstancias. Con una capacidad inferior a 4000mAh, el teléfono es capaz de aguantar el día entero (de la mañana a la noche) eso sí, si no le pedimos “jugo extra” con aplicaciones y juegos que demandan de la CPU y GPU más recursos. En este caso la autonomía se reduce considerablemente, algo que no es de extrañar, y que incluso si llega a ser molesto, podemos paliar reduciendo por ejemplo el brillo de la pantalla, o evitando activar funciones de consumo adicional mientras jugamos (tales como el GPS)

El sonido es otro apartado en el que TCL no destaca sobre la competencia, con un altavoz interno bastante básico, al subir el volumen del teléfono conseguimos que en el espectro más agudo el altavoz suene “enlatado” con alguna distorsión que otra en los graves cuando estos superan el rango normal.

Destacando en puntos clave

En conclusión, TCL Plex no es, ni mucho menos, el terminal más avanzado del mercado, pero en su abanico de precios, puede ser un digno contendiente para otros terminales, de fabricantes más experimentados y con bastante más experiencia en el sector. Un rendimiento envidiable sobre un SoC (System on a Chip) relativamente sencillo, una pantalla más que notable y una cámara que ofrece, especialmente con el modo nocturno, unos resultados aceptables, son los puntos clave en los que este Smartphone puede destacar de algún modo sobre la competencia, que sin duda tiene un digno rival en este estiloso teléfono móvil.