Quantcast

¿Qué hacer en Mallorca durante un fin de semana?

Si estás pensando en hacer una escapada de fin de semana que te permita desconectar de la rutina y conocer nuevos lugares, te recomendamos Mallorca como uno de los destinos más a tener en cuenta

Las razones para visitar Palma de Mallorca son muchas, y es que es una ciudad en la que luce el buen tiempo a lo largo de todo el año, que cuenta con algunas de las mejores playas de toda España, con una gastronomía sencillamente espectacular y con un sinfín de lugares para visitar que te dejarán con la boca abierta. 

Además es un lugar ideal para visitar con niños pequeños, en el que poder realizar todo tipo excursiones y actividades para disfrutar toda la familia. Si te gusta la idea, en la web Click-Mallorca.com podrás encontrar múltiples excursiones y actividades para realizar en Palma. 

A nosotros nos encanta, y con el objetivo de facilitar y ayudarte a disfrutar al máximo de tu viaje, a continuación te vamos a contar qué hacer en Mallorca durante un fin de semana. ¿Preparado para disfrutar? 

 

Visita Palma de Mallorca 

Lo primero que deberías hacer es visitar Palma de Mallorca, que es la capital de la isla, y destaca por ser una de las ciudades más bellas de todo el Mediterráneo. 

Por encima del resto destaca su imponente Catedral – Basílica de Santa María, que está situada frente al mar. Una catedral de estilo gótico, construida entre los siglos XIII y XVII, que hará las delicias de los amantes de la arquitectura. 

Otros lugares que visitar son el edificio de la Lonja, el Palacio de La Almudaina o el Casco Histórico, entre otros muchos. Y no puedes marcharte sin dar un paseo por su espectacular Puerto Deportivo. 

 

Visita los pueblos de la Tramuntana

La sierra de la Tramuntana es la sierra más importante de las Baleares, y es de visita obligada. Pero más allá de la inmensidad de la sierra y de los bellos paisajes que te ofrece la oportunidad de contemplar, también te recomendamos visitar los diferentes pueblos de la serranía mallorquina

Tienes muchos para visitar, pero uno de los más destacados Deià, que se caracteriza por ser el pueblo más bohemio de Mallorca. Está situado a los pies de la montaña y a orilla del mar, siendo uno de los refugios de referencia para todo tipo de aristas y escritores, como el prestigioso novelista inglés Robert Graves. 

 

Déjate conquistar por la cala Mondragó 

Mallorca es famosa por sus playas, que destacan por sus aguas cristalinas y arena blanca. Pero de entre todas las playas que tiene disponibles, que todas ellas merecen la pena, hay que destacar la cala Mondragó, que es una cala totalmente natural, dividida en dos pequeñas playas: la de S’ Amarador y la de Font d’en Alís

La cala de Mondragó fue declarada Parque Natural en el año 1992, y más allá de su espectacular agua y arena fina, destaca por su gran flora marina, 

 

Cabo de Formentor 

Otro de los lugares que debes visitar está situado en el extremo norte de la isla. Se trata del Cabo de Formentor, donde se encuentra el punto más septentrional de todo Mallorca. 

Es un lugar ideal para los amantes del senderismo, permitiéndote hacer una de las rutas más espectaculares que nunca antes hayas podido realizar. 

Para ello lo mejor es acudir a Pollença, que es la localidad más cercana a Cabo de Formentor, y seguir los diferentes senderos que encontrarás a tu paso. A lo largo del camino te toparás con espectaculares miradores desde donde podrás contemplar algunas de las vistas más increíbles de toda la isla, tanto al mar como al valle. 

 

Disfruta de la gastronomía mallorquina 

Si realmente quieres aprovechar tu viaje, debes probar la gastronomía mallorquina, que sin duda te conquistará desde el primer momento. 

La gastronomía de la isla se caracteriza por los pescados y mariscos frescos, las hortalizas de la huerta y la carne derivada de los cerdos autóctonos. Por no hablar de las clásicas ensaimadas y sobrasadas mallorquinas, que son un reclamo para turistas de todo el mundo. 

Casi en cualquier esquina de la isla encontrarás un lugar en el que poder degustar esta gastronomía y disfrutar de los platos más típicos de Mallorca. No podrás evitar chuparte los dedos. 

 

Visita la Fundación Joan y Pilar Miró

Y si quieres añadir a tu viaje una nota cultural, no dudes en visitar la Fundación Joan y Pilar Miró. Ubicada en la localidad de Son Abrines, consiste en un centro de arte que antiguamente fue la residencia del prestigioso pintor catalán, considerado como uno de los más importantes de la historia de nuestro país. 

Cuenta con más de 6.000 obras auténticas, entre las que podrás contemplar diferentes esculturas, pinturas, bocetos, dibujos y diferentes documentos que te harán viajar al pasado y dejarte conquistar por el arte.