Quantcast

Torra, Batet y Colau pagarán más IRPF con la subida en Cataluña

La reforma fiscal pactada por el Govern de la Generalitat y Catalunya En Comú-Podem en el marco de los presupuestos autonómicos de 2020 hará que destacados políticos catalanes, como Quim Torra, Meritxell Batet o Ada Colau, tengan que pagar más en su tributación del IRPF.

El prevé, entre otras medidas, reformar el IRPF, impuesto que tiene un tramo estatal y otro autonómico, para que la parte correspondiente a Cataluña entre los 53.000 y los 120.000 euros, que tributa actualmente al 21,5%, pase a estar dividido en dos tramos que lo harán más progresivo.

En concreto, las rentas de entre 53.000 y 90.000 euros anuales continuarán tributando al 21,5%, mientras que entre los 90.000 y los 120.000 tributarán al 23,5%, dos puntos más de lo que lo hacen actualmente.

Además, la reforma también aumentará en un punto la tributación de las rentas de entre 120.000 y 175.000 euros al año, pasando del 23,5% actual a un 24,5%, mientras que el gravamen a las rentas superiores a 175.000 euros -como el futbolista Leo Messi- se mantendrá en el 25,5%. A estos porcentajes hay que sumarles los tramos de ámbito estatal, siendo el más alto el que aplica un 22,5% a partir de los 60.000 euros anuales.

GOVERN

De esta forma, una vez dicha propuesta sea aprobada y entre en vigor, afectará a varias de las principales figuras de la política catalana, como el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que según la tabla de retribuciones del gobierno autonómico en 2019 recibirá un salario anual de 153.235,5 euros en 14 pagas, mientras que los consellers del Govern percibirán una remuneración de 115.517,04 euros.

Así, la reforma afectará a Torra en dos de sus tramos. Por un lado, entre los 90.000 y los 120.000 euros tributará al 23,5%, dos puntos porcentuales más respecto al 21,5% al que venía haciéndolo hasta ahora. Al sumarle el tramo estatal tributará en dicho tramo a un 46%, mientras que los más de 33.000 euros de su sueldo que superan los 120.000 euros anuales tributarán al 24,5% (47% al sumar el tramo estatal), frente al 23,5% actual.

Según los cálculos realizados por Servimedia, aplicando esta reforma, el presidente de la Generalitat tendría que pagar cerca de 60.000 euros en IRPF, casi 1.000 euros más que con los tipos actuales.

Por su parte, los trece consellers que acompañan a Torra en el Govern pasarán a pagar alrededor de 42.160 euros en IRPF cada uno, unos 500 euros más.

PARLAMENT Y BARCELONA

Otro cargo catalán que se verá afectado por la reforma es el presidente del Parlament, Roger Torrent, de ERC, cuyo sueldo mensual asciende a 7.931,18 euros más un complemento por gastos de representación de 1.592,58 euros, un total de 133.330 euros al año, de los que pagará 50.500 en concepto de IRPF, 730 euros más que en la actualidad.

De la misma manera, también pagarán algo más los dos vicepresidentes de la cámara autonómica, Josep Costa (Junts per Cat) y Joan García (Ciudadanos), que perciben anualmente 96.434,38 euros, de los que tributarán por IRPF 33.386, casi 130 euros más.

También le afectará la modificación del IRPF a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, cuyo sueldo, según indica el apartado de Transparencia del ayuntamiento, es de 100.000 euros anuales. Cabe destacar que aunque en su caso una parte del sueldo es donado a las entidades o proyectos sociales que decide el plenario de Barcelona en Comú, la tributación es por los 100.000 euros, tal y como señala a Servimedia el secretario general del sindicato de técnicos del ministerio de Hacienda (Gestha), José María Mollinedo.

Así, con la nueva tributación Colau pagará alrededor de 35.000 euros en IRPF, unos 200 euros más que con la actual. La alcaldesa de Barcelona percibe 2.200 euros mensuales y 900 de complemento por responsabilidad y cuidados, lo que hace un total de 43.400 euros anuales en 14 pagas, por lo que, descontados los impuestos, la cantidad que Colau dona descenderá a alrededor de 21.600 euros.

CONGRESO Y SENADO

En el caso de la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, su sueldo anual actualmente es de en torno a 177.500 euros, ya que, según el régimen económico de la Cámara Baja, le corresponden 2.981,86 euros mensuales como diputada, 3.257,24 como presidenta, 3.537,11 en gastos de representación, y 2.900,12 de libre disposición. En su caso, el pago de IRPF será de unos 71.260 euros, unos 1.150 euros más de lo que tributaría con los tipos vigentes.

Batet, como todos los diputados, recibe una cuantía mensual, en concepto de indemnización, de 1.921,2 euros (917,03 euros en el caso de los parlamentarios electos por Madrid) para afrontar los gastos que le origine la actividad de la Cámara y que, según señala el régimen económico del Congreso, está exenta de tributación.

Quienes también podrían pagar más en IRPF son los portavoces de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, y en el Senado, Mireia Cortès, cuyos sueldos se componen de los 2.981 euros por ser parlamentario, además de, por su condición de portavoces, 1.847 de gastos de representación y 982 de gastos de libre disposición. Esto supone un total de 81.340 euros anuales, por lo que al estar por debajo de los 90.000 en principio no se verían afectados por la reforma. Sin embargo, una vez la legislatura eche a andar, en caso de ser portavoces en alguna comisión recibirán mensualmente 1.108,95 euros adicionales, con los que ya superarían el umbral de los 90.000 euros anuales.

En la misma situación se encuentra el portavoz en el Senado del grupo nacionalista, Josep Lluís Cleries (Junts per Catalunya), quien tiene la condición de senador por designación autonómica pero sin ser diputado autonómico, mientras que en el caso de la portavoz de Ciudadanos en la Cámara Alta, Lorena Roldán, su sueldo no alcanza los 90.000 euros anuales ya que, siendo también diputada autonómica, escogió cobrar del Parlament, donde las retribuciones son inferiores.

(SERVIMEDIA)