Quantcast

Casado proclama que “el PP vuelve con más fuerza que nunca” para echar al “inhabilitado” Sánchez

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, proclamó en la apertura de campaña que su partido “vuelve con más fuerza que nunca” y se reivindicó como “la única garantía de desbloqueo” frente a un candidato socialista, Pedro Sánchez, que ha sido incapaz de pactar y que “estaría inhabilitado si sigue defendiendo la plurinacionalidad” de España.

En el mitin de inicio de campaña que celebró en el Hotel Barceló de Sevilla, en el que congregó a unas 1.500 personas, Casado enfatizó que Sánchez “ha traicionado a todos” y denunció que “no ha pactado con nadie” a pesar de tener varias opciones sobre la mesa tras las últimas elecciones. “¡Es síntoma y símbolo de bloqueo y parálisis!”, exclamó.

El presidente del PP advirtió de que Sánchez no logrará en noviembre lo que “no ha querido conseguir en abril, mayo, junio, julio, agosto, septiembre y octubre”. Desde la premisa de que el líder del PSOE rehúye el acuerdo, Casado determinó que “no merece la confianza” de los españoles para volver a gobernar.

“Quien ha forzado la repetición electoral para mejorar un resultado, no pactar con nadie y gobernar en mayoría absoluta debe dimitir si no saca un escaño más, porque entonces ha hecho rehén a la sociedad española de sus intereses partidistas y personales”, señaló Casado, para a continuación reivindicarse como “la única garantía de desbloqueo”.

“REFERÉNDUM”

Es más, opinó que Sánchez ha convertido estas elecciones generales en una suerte de “referéndum” en el que sólo se puede contestar con un “sí” o un “no” a su figura. “En la casilla del ‘sí’ puede entrar cualquiera. Cualquier voto que no vaya al PP hará posible que pueda ser investido Sánchez”, alertó mientras recordaba que el PP es “el único que ha dicho claramente que no va a facilitar” un Gobierno socialista.

Apeló a los españoles “sin filtros” para hablar “sólo sobre España” y decir a los “compatriotas” que ahora “el PP vuelve con más fuerza que nunca para representarles y servirles”. Defendió que hace falta “un Gobierno de verdad”, al que “no le tiemblen las piernas” con los independentistas y que sepa superar la posible crisis económica.

El líder del PP prometió “no defraudar” y “ser útil” a los españoles que quieren prosperidad. Hizo autocrítica en este punto al recetar humildad y reconocer que el PP ha podido cometer errores. “No hemos sido perfectos”, recalcó, al tiempo que subrayaba su compromiso para que las “sombras” del pasado no se repitan.

“GRAN NACIÓN”

Explicó que su agenda incluye “a todos” y sirve para “conquistar el futuro de esta gran nación” que es España. Precisamente, cargó contra Sánchez por reforzar su apuesta por la plurinacionalidad y fijar entre sus cometidos electorales el «perfeccionamiento» del estado autonómico con un «impulso» al autogobierno.

“No puede ser candidato alguien que no cree en la nación española. Estaría inhabilitado si sigue defendiendo la plurinacionalidad”, espetó Casado. “¿Pero qué plurinacionalidad si somos la nación más vieja de Europa?”, se revolvió el presidente de los populares, y añadió que “hay una gran mayoría en España que se une simplemente en su amor a su nación”.

Subrayó que el PP es garantía de unidad y pasó a desglosar sus medidas para recuperar “el papel de España en Cataluña”. En primer lugar, determinó que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, “no puede seguir ni un minuto más” en el puesto mientras persiste “la kale borroka y la Policía es apaleada”.

“Nada más volver al Gobierno de España volveremos a mandar el requerimiento y, si [Torra] lo incumple, el Estado actuará en todas las competencias que está malversando la Generalitat”, se conjuró. Además, atribuyó la actitud de Sánchez en Cataluña a que “ya está planificando” pactar con los partidos independentistas “si le hiciera falta” tras el 10-N.

BAJAR IMPUESTOS

Entonces, los simpatizantes entonaron un “oa, oa, oa, Pablo a la Moncloa” y Casado siguió su discurso enfocándolo a la economía, otro de los grandes puntos con los que busca diferenciarse de la gestión del PSOE. Junto al presidente de Andalucía, Juanma Moreno, puso a esta comunidad como referente en bajada de impuestos y se comprometió a impulsar “la mayor rebaja fiscal de la historia” para favorecer el empleo.

Entre sus medidas, destacó que los autónomos tendrán 12 meses más de tarifa plana, así como los jóvenes, los vinculados al mundo rural o las mujeres que hayan sufrido una situación de maltrato, que tendrán hasta 24 meses de esta tarifa que se inserta en la “alfombra roja al emprendimiento” que quiere promover el PP.

Igualmente, el presidente de los populares anunció una auditoría de suelo público en toda España, con un parque de 100.000 viviendas públicas, una ley antiocupación y una moratoria para familias con especial vulnerabilidad de 2020 a 2023.

También se acordó en el mitin de arranque de la campaña de las personas con discapacidad y de quienes “necesitan más ayuda”. Reafirmó su apuesta por limitar a 30 días la espera para las solicitudes de dependencia y por el mantenimiento del cheque de 1.200 euros para los cónyuges, ascendientes o descendientes con algún integrante de la familia con discapacidad.

En otro momento de su alocución, Casado quiso mostrar su respaldo a la propuesta del Gobierno en funciones para que la Cumbre contra el Cambio Climático se celebre en Madrid, alegando que esta es una materia en el que “vamos todos juntos”.

ESTABILIDAD

Casado se refirió al presidente de Andalucía como «un ejemplo» y este hizo lo propio deshaciéndose en elogios hacia el líder del PP. “¿Quién puede formar un Gobierno sensato, estable y con personas de fiar? ¿Quién haría frente a la recesión y a la crisis? ¿Quién no va a atracar a los españoles con impuestos? ¿Quién puede ser presidente para todos?, preguntó Moreno mientras señalaba en todo momento a Casado y el público contestaba a cada interrogante coreando “Pablo”.

En palabras de Moreno, “necesitamos un Gobierno amigo y sensible con nuestros problemas”. Y para que sea así, sostuvo, sólo hay una alternativa y pasa por Casado, a quien definió como “un líder joven, formado, capaz y dispuesto”. En definitiva, llamó a concentrar esfuerzos en el PP, el “único partido útil para el cambio en España”.

(SERVIMEDIA)