Quantcast

Compromís da esperanzas a Sánchez para una investidura “en septiembre”

El presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, recibió este lunes esperanzas para ser investido “en septiembre” tras celebrar una reunión con Compromís, que manifestó abiertamente que «hay margen para pasar de la abstención al sí» en el caso de que se repita una sesión de investidura con el propósito de evitar la repetición de elecciones generales.

Sánchez viajó a Valencia para negociar personalmente con la líder de Compromís y vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, y el diputado de esta formación en las Cortes Generales, Joan Baldoví, en un encuentro al que también asistieron el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, y el presidente de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig.

Al finalizar, Ábalos indicó que la reunión había transcurrido “muy bien por el tono absolutamente cordial y muy amigable, de mucha sintonía” con Compromís por la voluntad común “de que España tenga un gobierno progresista”, para lo cual existe “mucha afinidad y mucha empatía” entre los dos partidos.

De hecho, afirmó que el acuerdo con Compromís para una investidura de Pedro Sánchez tiene “temas muy avanzados” desde el mes de julio porque él mismo los negoció con Baldoví hace semanas pero confesó que no se llegó a “solemnizar” con una rúbrica porque la candidatura del líder del PSOE iba a fracasar ante la falta de acuerdo con Unidad Podemos.

Posteriormente, el propio Baldoví confirmó la cercanía de un acuerdo entre Compromís y el PSOE para la investidura al reconocer que «hay margen para que podamos pasar de la abstención al sí» en caso de repetirse el debate de investidura con Pedro Sánchez como candidato, pero lo condicionó a que “lleguemos a un acuerdo en base al documento” que su partido va a remitir al PSOE en los próximos días con los detalles de sus reivindicaciones.

Entre ellas, citó expresamente que el nuevo Ejecutivo se comprometa a elaborar “en un máximo de ocho meses” una propuesta para reformar el modelo de financiación de las comunidades autónomas, la principal reclamación histórica de la Comunidad Valenciana desde que el socialista José Luis Rodríguez Zapatero aprobó el modelo actual en 2009.

Baldoví alabó que Pedro Sánchez haya tenido el “gesto” de viajar a Valencia para reunirse con Compromís tras el fracaso de su primer intento de investidura y que su partido haya sido el primero con el que se sienta oficialmente para avanzar en las negociaciones hacia una segunda tentativa que evite la repetición de las elecciones generales.

EN SEPTIEMBRE

Por su parte, Oltra expresó abiertamente su deseo de que haya “investidura para septiembre”, dado que en julio no fue posible por las diferencias entre el PSOE y Unidad Podemos, y se mostró confiada en que sea así porque “creo que la investidura se quedó muy cerca” hace dos semanas.

Reconoció como probable “que nuestro voto que fue una abstención se convierta en favorable” para así “favorecer una investidura de un gobierno” de izquierdas similar al que existe en la Comunidad Valenciana, donde Compromís y Podemos tienen seis de las once consejerías y sendas vicepresidencias.

Oltra destacó que ha llegado el momento de que haya un gobierno en España que aplique “políticas que mejoren la vida de la gente”. Rechazó contundentemente la repetición de elecciones porque “la gente ya se expresó el 28 de abril y quiere que gestionemos” las administraciones, en vez de pedirles que vuelvan a las urnas porque “no nos gusta lo que votaron”.

La vicepresidenta de la Generalitat puso como ejemplo el acuerdo de gobierno en la Comunidad Valenciana entre el PSOE, Compromís y Podemos, para lo que recomendó a los protagonistas “volver a escucharse”. “Si tiene que ser un gobierno de coalición, que lo sea, pero que esté claro el contenido y la acción de gobierno que se va a llevar a cabo”.

Finalmente, el ministro Ábalos señaló que “lo más importante” es arreglar el problema de la financiación autonómica porque como valenciano es “consciente de la insuficiencia financiera” que tiene la región con el modelo actual y se comprometió a acometerlo “durante el primer año” de mandato.

Para ello, indicó que el Ministerio de Hacienda debe hacer los cálculos con las reclamaciones de la Comunidad Valenciana para “ser rigurosos en las posibilidades de su cumplimiento”, así como en la reclamación de la Generalitat para el pago de la “deuda histórica”.

(SERVIMEDIA)