Compartir

Un agente de la Guardia Urbana de Barcelona ha disparado a un perro en pleno centro de la ciudad desatando la polémica. Según fuentes municipales, que cita ‘Crónica Global’, el animal le había mordido en el brazo cuando fue a pedir la identificación a su dueño. Ante el miedo a que le siguiera atacando, el agente le disparó.

Tras el tiro, el dueño del perro se abalanzó contra los agentes, que acabaron deteniéndolo por atentado a la autoridad. El incidente sucedió en el distrito de Sants-Montjuic este martes.

Las denuncias y llamamientos a la depuración de responsabilidades se suceden en las redes sociales. El partido Animalista contra el maltrato animal (PACMA) ha denunciado la ejecución en un tuit donde ha escrito que resulta “inadmisible que un ayuntamiento autoproclamado animalista resuelva a tiros los problemas con los animales” y ha convocado una manifestación en la Plaza Sant Jaume. También la CUP ha exigido que se abra una investigación ante lo que tildan como una mala actuación policial.