Compartir

Los alevines del Málaga C.F. han dado una increíble lección, cuando han parado el partido que disputaban ante la fuerte discusión que protagonizaban seguidores de ambos equipos en las gradas, y les han dado la espalda en un gesto de repulsa por la violencia.

El incidente se producía durante el partido de fútbol 7 que disputaban contra el Sporting de Portugal, en el torneo Costa del Sol Cup, de este domingo en Punta Umbría (Huelva).

Según las imágenes grabadas por  ‘Canal Sur‘, los chicos del Málaga no dudaron en detener el encuentro y se dirigieron hacia el lugar donde los adultos protagonizaban el lamentable espectáculo, acompañados por sus entrenadores. Justo allí se alineaban, dándoles la espalda, mientras se abrazaban unos a otros, a modo de barrera. Tras el gesto de repulsa, se giraron y con el dedo índice hicieron gestos de desaprobación.

Tras la lección impartida, el público, incluso los que habían protagonizado el lamentable espectáculo, aplaudieron a los jugadores por tan memorable gesto.