Compartir

Una familia del estado norteamericano de Virginia devolvió íntegramente el millón de dólares en efectivo que encontró abandonado en la calle.

Emily Schantz, la madre, conducía su vehículo por el condado de Caroline cuando esquivó un bulto de la carretera. Tras detener el coche, la familia recogió del asfalto dos bolsas de plástico que pensaron que estaban llenas de basura y las trasladaron hasta un contenedor cercano.

Schantz se percató que ambas estaban llenas de dinero. “Dentro de la bolsa había unas bolsitas de plástico y en ellas aparecía algo que decía ‘caja fuerte'”, afirmó la mujer.

“Volvieron a Caroline y se dieron cuenta de que habían estado dando vueltas con casi un millón de dólares en la camioneta”, comentó el agentes Scott Moser, con quien se pusieron en contacto para denunciar lo sucedido.

Las autoridades piensan que las bolsas debieron caerse de una camioneta del servicio postal mientras continúan investigando los hechos.