Compartir

Los Bomberos de la Generalitat han confirmado esta mañana el hallazgo de un cuerpo entre los escombros del Complejo Petroquímico de Tarragona que explotó este martes.

Ya por la tarde uno de los heridos más críticos ha fallecido en el hospital donde se encontraba ingresado.

La onda expansiva de la deflagración provocó el derrumbe parcial de un edificio de cinco plantas, donde un vecino murió y otro tuvo que ser atendido por una crisis de ansiedad.

La explosión hizo que otras seis personas resultaran heridas, algunas de ellas de gravedad.

Protección Civil de Cataluña pidió a los habitantes de las poblaciones tarraconenses de La Canonja y Vilaseca que permanecieran confinadas en sus casas hasta conocer el alcance del incendio.

El suceso se produjo en una fábrica ubicada entre La Canonja y Bonavista, en la carretera N-340. La explosión tuvo lugar en IQOXE, en la zona de la antigua IQA (Industrias Químicas Asociadas).

La explosión se escuchó desde múltiples zonas de Tarragona e incluso desde municipios como La Selva del Camp, a muchos kilómetros de distancia.